El ISAAA (Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agro-biotecnológicas) acaba de publicar su informe anual en el que confirma que el Cono Sur de América Latina es la región donde se producen más transgénicos y con la mayor superficie cultivada con un solo monocultivo (más de 54 millones de hectáreas de soja transgénica en Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y el sur de Bolivia) de todo el mundo.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

Dicen las comunidades: “es la hora de los pueblos”, por la necesarísima sensación de saber que lo que haga falta los pueblos lo pueden hacer, si tan sólo los dejaran. Y aunque “nada se ha puesto fácil” como dice con tanto filo, razón y cariño Hermann Bellinghausen en este mismo número, el empeño y la entereza de la gente común, de las comunidades tan menospreciadas, vilipendiadas, olvidadas y si no atacadas, sigue ahí, vigente y con plenitud de horizonte.

[Leer artículo completo]

El mundo enfrentó muchos y enormes desafíos en 2016. Las corporaciones continuaron con su asalto a los sistemas alimentarios locales, las semillas campesinas, las tierras campesinas y los territorios indígenas. Y las comunidades y activistas que defienden sus tierras y sus modos de vida y sustento lo hicieron con gran riesgo para su seguridad —a menudo enfrentaron una represión brutal e incluso fatal. Pero los movimientos populares no van a retroceder. Este informe comparte algunas de los puntos destacados del año y, los desafíos que enfrentamos.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

El rápido crecimiento económico y la industrialización de Asia tienen un precio excesivamente alto para las comunidades locales, su entorno y sus economías. En toda la región, el “desarrollo” se caracteriza por una inversión a gran escala, en cuyo centro se encuentran el control y la explotación de la tierra, los bosques, el agua, la naturaleza, los minerales y la mano de obra. Un articulo de GRAIN y Focus on the Global South en el ultimo numero del buletin del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales.

[Leer artículo completo]

El último número del boletín informativo Nyeleni trata de los llamados acuerdos de libre comercio y la agricultura. GRAIN y bilaterals.org colaboraron en la elaboración de este boletín. Analiza una serie de acuerdos comerciales prominentes y la resistencia pública contra ellos, y destaca los testimonios de diferentes luchas en todo el mundo.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

Biodiversidad 91 / 2017-1

13 febrero 2017

En todo el continente conocido como América los pueblos y sus comunidades luchan contra el despojo, el desprecio y la devastación. Del norte helado de Alaska y Canadá hasta la Patagonia, las resistencias se multiplican contra agronegocios, monocultivos, industrias extractivas, acaparamiento de tierras, agrotóxicos y megaproyectos. Contra los esquemas de agricultura por contrato, las “cadenas de valor” y la sujeción de agricultores a corporaciones, contra la propiedad intelectual y el desvío de poder promovido por los tratados de libre comercio e inversión. Hoy esa lucha sigue y se hace urgente fortalecerla con el poder creciente de la derecha continental. Desde el fondo de los tiempos, las luces se mantienen y se pasan de corazón a corazón. Biodiversidad abre espacio para que estas luches puedan florecer.

[Leer artículo completo]

Cuando pensamos en los grandes causantes del cambio climático, con frecuencia pensamos en automóviles y transporte aéreo. Pero los cambios producidos durante el siglo pasado en el modo en que son producidos y consumidos  los alimentos, ha resultado en emisiones de gases con efecto de invernadero mayores que las procedentes del transporte. ¿El principal culpable? La producción industrial de carne y lácteos.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

Algunas de las mayores compañías de alimentos del mundo están desarrollando un programa llamado Grow, prometiendo aplicar “soluciones basadas en el mercado” para enfrentar la pobreza, la inseguridad alimentaria y el cambio climático. Bajo una lógica de asociación público-privado, Nestlé, PepsiCo, Monsanto y otras compañías están creando estrechos lazos con los gobiernos aumentando su control sobre los mercados y las cadenas de abastecimiento. Aunque afirman que promueven la seguridad alimentaria y que benefician a los campesinos, el énfasis de Grow está en unos cuantos cultivos de alto valor comercial lo que evidencia el real objetivo: expandir la producción de unos pocos productos para generar utilidades para unas pocas corporaciones. El impacto sobre las comunidades, la biodiversidad, la nutrición y el clima son potencialmente desastrosos.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

La hábil selección y conservación de aquellas semillas que resultan más adecuadas para un lugar determinado está en el corazón de la agricultura campesina y de los sistemas agroforestales. La resultante biodiversidad agrícola de cientos de miles de variedades de plantas de cultivo y razas de animales que se encuentran en los campos de los campesinos en todo el mundo constituye el pilar del sistema alimentario mundial. Los campesinos y las variedades locales que éstos desarrollaron siguen alimentando a la mayoría de la población del planeta. Por el contrario, la agricultura industrial dominada por un pequeño número de empresas transnacionales ha reducido drásticamente la biodiversidad agrícola de las variedades cultivadas. También ha invadido rápidamente la tierra de la que dependen los campesinos para producir los alimentos así como el acceso de los campesinos a la diversidad de semillas que constituye la base de la agricultura campesina y de los sistemas agroforestales.

[Leer artículo completo]

A partir del video ¡Juntos podemos enfriar el planeta! producido por La Vía Campesina y GRAIN durante el año 2015 hemos realizado esta historieta para facilitar las acciones de capacitación y multiplicación de las organizaciones sociales sobre la temática. Esta historieta aporta los elementos necesarios para comprender como está impactando el sistema agroindustrial de alimentos en nuestro clima y al mismo tiempo nos cuenta cómo podemos actuar para cambiar el rumbo y comenzar a enfriar el planeta.

decimos alto y fuerte: son las campesinas y campesinos, las pequeñas y los pequeños productores quienes, junto a los consumidores que escogen productos agroecológicos provenientes de mercados locales, los que tienen la solución a la crisis climática. ¡Y este es un desafío para todos nosotros!

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]