Desde hace una década el dinero de los fondos de pensión se invierte en la compra de tierras agrícolas. Está aumentando tanto la cantidad de fondos de pensión que invierten en tierras agrícolas como la cantidad de dinero, pero se hace discretamente. La magnitud de este fenómeno de apropiación de tierras agrícolas por parte de las financieras tiene importantes consecuencias tanto para las comunidades rurales como para los sistemas alimentarios. Dejar que las empresas se autodisciplinen con sus propias directrices voluntarias es una catástrofe segura.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

Actualmente, el acaparamiento de tierras es considerado un crimen contra la humanidad. Sin embargo, pocos acaparadores terminan en la cárcel.  En cambio, si uno busca en el sitio especializado farmlandgrab.org información sobre demandas legales, procedimientos judiciales, sentencias o encarcelamientos relacionados con temas agrarios, lo que se encontrará, sobre todo, son informes sobre comunidades locales acusadas de hechos punibles por defender sus propios territorios  contra poderosas compañías. Pero los nexos entre el delito, la corrupción y quienes están involucrados en negocios que acaparan tierras agrícolas son reales.

[Leer artículo completo]

Biodiversidad 98 / 2018-4

20 noviembre 2018

“El agua es un espejo donde puede verse cómo los campesinos del hemisferio sur del planeta padecen una guerra cotidiana que fractura sus prácticas agrícolas y les lleva a la expulsión de sus propias tierras. Cuando ni los mecanismos comerciales y políticos del “libre mercado” le sirven al capital para expulsar a millones de campesinos de sus tierras, llega el momento de emplear el agua misma como arma en el proceso de despojo, dicen quienes indagan. En este número Biodiversidad sustento y culturas busca sistematizar las luchas en torno al agua y las visiones que de ellas podemos invocar para entender la complejidad y la urgencia de defenderla. Además, una infaltable historia de los orígenes de la agricultura y el fiasco de que la Universidad de Harvard sea acaparadora de tierra completan esta entrega.

[Leer artículo completo]

Historieta "Semillas en resistencia"

Colectivo de Semillas de América Latina | 15 noviembre 2018 | Publicaciones, Multimedia, Semillas & biodiversidad

Compartimos la historieta Semillas en Resistencia realizada a partir de la animación que integró el Documental "Semillas, bien común o propiedad corporativa" realizado en el año 2017 por un colectivo de organizaciones latinoamericanas que trabajan a lo largo de todo el continente en defensa de las semillas nativas y criollas como base de la Soberanía Alimentaria de los Pueblos.

 

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

El fiasco de Harvard: mil millones de dólares en tierras agrícolas

GRAIN y Rede Social de Justiça e Direitos Humanos | 06 septiembre 2018 | Tierra, Documentos de análisis

Uno de los mayores compradores de tierras agrícolas del mundo está en problemas debido a su implicación en conflictos por la tierra, destrucción ambiental e inversiones riesgosas. Este nuevo informe de GRAIN y Rede Social de Justiça e Direitos Humanos presenta por primera vez un análisis exhaustivo de las cuestionadas inversiones de la Universidad de Harvard en tierras agrícolas por todo el mundo.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

Las más grandes compañías de cárnicos y de lácteos del mundo podrían superar a Exxon, Shell y BP como los contaminadores climáticos más grandes del mundo en los próximos decenios. En un momento en que el planeta debe reducir drásticamente sus emisiones de gases con efecto de invernadero (GEI), estas corporaciones gigantes de las proteínas animales globales están impulsando el consumo mediante el aumento de la producción y las exportaciones. GRAIN y el IATP examinaron las 35 compañías más grandes del mundo y encontraron que la mayoría de ellas no está reportando los datos de sus emisiones de GEI y pocas se han fijado metas con el fin de reducir sus emisiones totales. Necesitamos con urgencia construir sistemas alimentarios que satisfagan las necesidades del planeta, los agricultores y los consumidores. Para hacerlo, debemos romper el poder de los grandes conglomerados productores de carne y lácteos, y lograr que rindan cuentas por su inmensa huella climática.

[Você pode ler este relatório em português aqui]

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

O sistema agroalimentar global invade terras e estabelece monoculturas saturadas com agroquímicos, e usa mão-de-obra ultra-precária e submissa. Para o agronegócio, nada importa: tudo são custos externalizáveis. A sociedade e seu entorno são devastados. As corporações continuam a lucrar. A população empregada nos campos foi expulsa pelo colapso de sua atividade agrícola, consequência do fluxo de regulamentações e políticas públicas (e suas regras de operação). São os acordos de livre comércio que perturbam a vida das comunidades e povos rurais, a vida da população urbana (por causa das vantagens comparativas que alcançaram ao impor negociações secretas). Tal situação sistêmica e estrutural de preocupação é particularmente virulenta para muitas mulheres, afligidas pela violência e assédio contínuos e extremos em todos os estratos sociais.

[Leer artículo completo]

Los cuidados son todo aquello que hacemos (y tenemos que hacer ineludiblemente para mantener el flujo de nuestra vida). Para resolver lo que más nos importa, lo que termina siendo lo más pertinente para nuestra vida individual y con otros y otras. Lo colectivo, la comunidad. Y con la llamada Naturaleza. Pero los sistemas buscan atraparnos en sus premisas y buscan rasgar el tejido de lo que somos, volvernos dependientes, precarizados y propensos a trabajar en las peores condiciones. Cómo podemos romper los círculos viciosos que nos aprisionan. Cómo impedir que quienes nos buscan sojuzgar nos hagan pensar (y sentir) que todo es culpa nuestra y que somos incapaces, ignorantes, ineficaces, obsoletos, redundantes. Cómo impedir que nos roben la narrativa de nuestra existencia y nos borren las razones del despojo, la devastación o el sojuzgamiento. No dejarnos es quizá el más extremo y crucial de nuestros cuidados.

[Leer artículo completo]

Hace diez años, los principales encabezados en todo el mundo daban la impactante noticia de que una subsidiaria de Daewoo Logistics, Madagascar Future Enterprise Corp., negociaba un contrato de arriendo, por 99 años, con el gobierno de Madagascar de 1 millón 300 mil hectáreas de tierra arable —casi la mitad de la tierra arable del país. Su plan era cultivar maíz como alimento para animales y palma aceitera para biodiesel en cuatro regiones de la isla para enviarla de vuelta a Corea del Sur. Hoy, ya lejos de la situación de quiebra de Daewoo Motors, Daewoo de Corea del Sur es uno de los conglomerados transnacionales más grandes del mundo y continúa expandiendo un imperio empresarial basado en la industria y el comercio con recursos naturales como petróleo y gas, minerales y alimentos.

 

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]

El año 2017 terminó como uno de los más fatídicos para los defensores de la tierra. También fue un año muy malo para muchos acaparadores de tierras. Un número significativo de adquisiciones, de grandes extensiones de tierras agrícolas, colapsó, agregándose a una lista creciente de proyectos que han fracasado en años recientes. Si bien esto es una buena noticia para las comunidades afectadas, a muchas de ellas se les deja enfrentadas a esta caída y teniendo que seguir luchando por recuperar sus tierras. Podríamos pensar que, por el hecho de haber detenido los proyectos, hemos tenido victorias. Pero tenemos el trabajo urgente de resolver qué hacer cuando estos proyectos fracasan.

[Leer artículo completo] — [Bajar el PDF]