Organización

Pueden leer un informe de nuestras actividades en 2015 aqui

GRAIN es una pequeña organización internacional sin fines de lucro que trabaja apoyando a campesinos y agricultores en pequeña escala y a movimientos sociales en sus luchas por lograr sistemas alimentarios basados en la biodiversidad y controlados comunitariamente. Nuestro apoyo consiste en producir investigaciones y análisis independientes, impulsar la vinculación y el tejido de redes a nivel local, regional e internacional, y cultivar nuevas formas de cooperación y construcción de alianzas. Casi todo nuestro trabajo se orienta hacia África, Asia y América Latina y se concreta en esas regiones.

El trabajo de GRAIN se remonta a principios de los años ochenta, cuando por todo el mundo un número de activistas comenzó a llamar la atención hacia la dramática pérdida de la diversidad genética en nuestros espacios agrícolas —corazón de las existencias mundiales de alimentos. Comenzamos a realizar investigaciones, defensoría y trabajo de cabildeo bajo los auspicios de organizaciones de desarrollo, casi todas europeas. Ese trabajo se expandió pronto a un programa y a una red más amplios que requería su propio anclaje, por lo que en 1990 GRAIN se constituyó legalmente como fundación independiente sin fines de lucro con su sede principal en Barcelona, España.

Para mediados de la década de los noventa, GRAIN llegó a un importante momento decisivo. Nos dimos cuenta que necesitábamos conectarnos más con las alternativas reales que se desarrollaban en el terreno, desde abajo, en lo que se conoce como Sur. Por todo el mundo, a nivel local, muchos grupos habían comenzado a rescatar semillas locales y saberes tradicionales y construían sistemas alimentarios sustentables, basados en la biodiversidad, bajo el control de comunidades locales, y le daban la espalda a las “soluciones” desarrolladas en laboratorios que lo único que hicieron fue meter a los agricultores en problemas más hondos. Dando un viraje organizativo radical, GRAIN se embarcó en un proceso de descentralización que nos puso en contacto cercano con las realidades del Sur en el terreno, y comenzamos colaboraciones directas con nuestras contrapartes, que trabajan en ese nivel. Al mismo tiempo, reunimos a algunas de esas personas en nuestro órgano de gobierno y comenzamos a diversificar regionalmente a nuestro equipo.

Al cambio de siglo, GRAIN se transformó a sí misma. De ser un grupo de cabildeo e información en su mayoría europeo, se tornó en un colectivo dinámico y verdaderamente internacional —que funciona como una organización coherente— y que se conecta con las realidades del Sur y las vincula con lo que ocurre y se transforma a nivel global. La agenda de GRAIN ha cambiado: del cabildeo y la defensoría se movió a la colaboración directa con los movimientos sociales que respalda, y mantiene su fuerza histórica de investigación y análisis independientes.

GRAIN es una organización que no representa a nadie, salvo a sí misma. Sin embargo, nuestra colaboración y asociación nos vincula con las realidades locales y nacionales y nos permite jugar un papel significativo a través de nuestras actividades de información, investigación, defensoría y tejido de redes, sea en las regiones o a nivel global. De hecho, colaboramos con muchos grupos en diferentes partes del mundo en diversos proyectos y en la producción y difusión de publicaciones y análisis colectivos.

De abril a junio de 2012, se ha realizado la última evaluación externa de GRAIN. Dicha evaluación se centró en el trabajo de GRAIN sobre acaparamiento de tierras durante el periodo 2008-2011. El resumen del informe y las recomendaciones están ahora disponibles online. (Se puede disponer de una copia del informe completo si así se requiere).