Documentos de análisis

Documentos de análisis son en general informes de investigaciones sustanciales y proveeen análisis e información de fondo sobre un determinado tema. Estos documentos usualmente son escritos por miembros de GRAIN , a menudo en colaboración con otras organizaciones o individuos. 

El acaparamiento de tierras perpetrado por los fondos de pensión debe terminar

Desde hace una década el dinero de los fondos de pensión se invierte en la compra de tierras agrícolas. Está aumentando tanto la cantidad de fondos de pensión que invierten en tierras agrícolas como la cantidad de dinero, pero se hace discretamente. La magnitud de este fenómeno de apropiación de tierras agrícolas por parte de las financieras tiene importantes consecuencias tanto para las comunidades rurales como para los sistemas alimentarios. Dejar que las empresas se autodisciplinen con sus propias directrices voluntarias es una catástrofe segura.

Desde hace una década el dinero de los fondos de pensión se invierte en la compra de tierras agrícolas. Está aumentando tanto la cantidad de fondos de pensión que invierten en tierras agrícolas como la cantidad de dinero, pero se hace discretamente. La magnitud de este fenómeno de apropiación de tierras agrícolas por parte de las financieras tiene importantes consecuencias tanto para las comunidades rurales como para los sistemas alimentarios. Dejar que las empresas se autodisciplinen con sus propias directrices voluntarias es una catástrofe segura.

Acaparamiento de tierras, financiamiento ilícito y delitos corporativos: una actualización

Actualmente, el acaparamiento de tierras es considerado un crimen contra la humanidad. Sin embargo, pocos acaparadores terminan en la cárcel.  En cambio, si uno busca en el sitio especializado farmlandgrab.org información sobre demandas legales, procedimientos judiciales, sentencias o encarcelamientos relacionados con temas agrarios, lo que se encontrará, sobre todo, son informes sobre comunidades locales acusadas de hechos punibles por defender sus propios territorios  contra poderosas compañías. Pero los nexos entre el delito, la corrupción y quienes están involucrados en negocios que acaparan tierras agrícolas son reales.

Actualmente, el acaparamiento de tierras es considerado un crimen contra la humanidad. Sin embargo, pocos acaparadores terminan en la cárcel.  En cambio, si uno busca en el sitio especializado farmlandgrab.org información sobre demandas legales, procedimientos judiciales, sentencias o encarcelamientos relacionados con temas agrarios, lo que se encontrará, sobre todo, son informes sobre comunidades locales acusadas de hechos punibles por defender sus propios territorios  contra poderosas compañías. Pero los nexos entre el delito, la corrupción y quienes están involucrados en negocios que acaparan tierras agrícolas son reales.

El fiasco de Harvard: mil millones de dólares en tierras agrícolas

Uno de los mayores compradores de tierras agrícolas del mundo está en problemas debido a su implicación en conflictos por la tierra, destrucción ambiental e inversiones riesgosas. Este nuevo informe de GRAIN y Rede Social de Justiça e Direitos Humanos presenta por primera vez un análisis exhaustivo de las cuestionadas inversiones de la Universidad de Harvard en tierras agrícolas por todo el mundo.

Uno de los mayores compradores de tierras agrícolas del mundo está en problemas debido a su implicación en conflictos por la tierra, destrucción ambiental e inversiones riesgosas. Este nuevo informe de GRAIN y Rede Social de Justiça e Direitos Humanos presenta por primera vez un análisis exhaustivo de las cuestionadas inversiones de la Universidad de Harvard en tierras agrícolas por todo el mundo.

Emisiones imposibles: Cómo están calentando el planeta las grandes empresas de carne y lácteos

Las más grandes compañías de cárnicos y de lácteos del mundo podrían superar a Exxon, Shell y BP como los contaminadores climáticos más grandes del mundo en los próximos decenios. En un momento en que el planeta debe reducir drásticamente sus emisiones de gases con efecto de invernadero (GEI), estas corporaciones gigantes de las proteínas animales globales están impulsando el consumo mediante el aumento de la producción y las exportaciones. GRAIN y el IATP examinaron las 35 compañías más grandes del mundo y encontraron que la mayoría de ellas no está reportando los datos de sus emisiones de GEI y pocas se han fijado metas con el fin de reducir sus emisiones totales. Necesitamos con urgencia construir sistemas alimentarios que satisfagan las necesidades del planeta, los agricultores y los consumidores. Para hacerlo, debemos romper el poder de los grandes conglomerados productores de carne y lácteos, y lograr que rindan cuentas por su inmensa huella climática. [Você pode ler este relatório em português aqui]

Las más grandes compañías de cárnicos y de lácteos del mundo podrían superar a Exxon, Shell y BP como los contaminadores climáticos más grandes del mundo en los próximos decenios. En un momento en que el planeta debe reducir drásticamente sus emisiones de gases con efecto de invernadero (GEI), estas corporaciones gigantes de las proteínas animales globales están impulsando el consumo mediante el aumento de la producción y las exportaciones. GRAIN y el IATP examinaron las 35 compañías más grandes del mundo y encontraron que la mayoría de ellas no está reportando los datos de sus emisiones de GEI y pocas se han fijado metas con el fin de reducir sus emisiones totales. Necesitamos con urgencia construir sistemas alimentarios que satisfagan las necesidades del planeta, los agricultores y los consumidores. Para hacerlo, debemos romper el poder de los grandes conglomerados productores de carne y lácteos, y lograr que rindan cuentas por su inmensa huella climática. [Você pode ler este relatório em português aqui]

Nuevos acuerdos de libre comercio: La brutalidad de las cadenas transnacionales de suministro, normalizada

Los nuevos acuerdos de comercio, escritos por y para los intereses corporativos, perjudican a los trabajadores, comunidades y al medio ambiente. Las disposiciones de estos nuevos acuerdos de comercio transforman a la mayoría de los países en desarrollo en fuente de mano de obra barata y desprotegida al servicio de las empresas transnacionales. Los derechos laborales están siendo redefinidos de modos que permiten que las compañías transnacionales impongan brutales condiciones laborales. Si estos tratados se firman y ratifican, la única protección legal que quedará en pie será la abolición de la esclavitud. Toda la otra amplia gama de derechos laborales pueden ser descartados por las empresas. 

Los nuevos acuerdos de comercio, escritos por y para los intereses corporativos, perjudican a los trabajadores, comunidades y al medio ambiente. Las disposiciones de estos nuevos acuerdos de comercio transforman a la mayoría de los países en desarrollo en fuente de mano de obra barata y desprotegida al servicio de las empresas transnacionales. Los derechos laborales están siendo redefinidos de modos que permiten que las compañías transnacionales impongan brutales condiciones laborales. Si estos tratados se firman y ratifican, la única protección legal que quedará en pie será la abolición de la esclavitud. Toda la otra amplia gama de derechos laborales pueden ser descartados por las empresas. 

La nueva cara del colonialismo: los acuerdos de asociación económica entre la Unión Europea y África

Desde 2002 los países de África, El Caribe y Pacífico (ACP) negocian un acuerdo recíproco de libre comercio conocido por el nombre de Acuerdo de Asociación Económica (AAE) con la Unión Europea (UE). Si bien se publicitó como la solución mágica que impulsaría la industrialización y el desarrollo de los países del ACP es, en realidad, un acuerdo injusto que está inserto en un ámbito colonial. Aunque no ha sido muy divulgado, el AAE ha enfrentado una oposición permanente en todos los países ACP, sobre todo por su efecto devastador sobre los pequeños agricultores. Los casos de algunos países africanos presentados aquí son ilustrativos de la forma en que las comunidades están luchando para retomar el control sobre sus recursos y proteger sus mercados de la avalancha de alimentos procesados a bajo precio procedentes de la UE, junto con pesticidas y organismos genéticamente modificados.

Desde 2002 los países de África, El Caribe y Pacífico (ACP) negocian un acuerdo recíproco de libre comercio conocido por el nombre de Acuerdo de Asociación Económica (AAE) con la Unión Europea (UE). Si bien se publicitó como la solución mágica que impulsaría la industrialización y el desarrollo de los países del ACP es, en realidad, un acuerdo injusto que está inserto en un ámbito colonial. Aunque no ha sido muy divulgado, el AAE ha enfrentado una oposición permanente en todos los países ACP, sobre todo por su efecto devastador sobre los pequeños agricultores. Los casos de algunos países africanos presentados aquí son ilustrativos de la forma en que las comunidades están luchando para retomar el control sobre sus recursos y proteger sus mercados de la avalancha de alimentos procesados a bajo precio procedentes de la UE, junto con pesticidas y organismos genéticamente modificados.

Tomar el toro por los cuernos: reducir la producción industrial de carne y lácteos puede frenar su impacto negativo en el clima

Cuando pensamos en los grandes causantes del cambio climático, con frecuencia pensamos en automóviles y transporte aéreo. Pero los cambios producidos durante el siglo pasado en el modo en que son producidos y consumidos  los alimentos, ha resultado en emisiones de gases con efecto de invernadero mayores que las procedentes del transporte. ¿El principal culpable? La producción industrial de carne y lácteos.

Cuando pensamos en los grandes causantes del cambio climático, con frecuencia pensamos en automóviles y transporte aéreo. Pero los cambios producidos durante el siglo pasado en el modo en que son producidos y consumidos  los alimentos, ha resultado en emisiones de gases con efecto de invernadero mayores que las procedentes del transporte. ¿El principal culpable? La producción industrial de carne y lácteos.

Cultivando desastres: las principales compañías del mundo van por la cosecha

Algunas de las mayores compañías de alimentos del mundo están desarrollando un programa llamado Grow, prometiendo aplicar “soluciones basadas en el mercado” para enfrentar la pobreza, la inseguridad alimentaria y el cambio climático. Bajo una lógica de asociación público-privado, Nestlé, PepsiCo, Monsanto y otras compañías están creando estrechos lazos con los gobiernos aumentando su control sobre los mercados y las cadenas de abastecimiento. Aunque afirman que promueven la seguridad alimentaria y que benefician a los campesinos, el énfasis de Grow está en unos cuantos cultivos de alto valor comercial lo que evidencia el real objetivo: expandir la producción de unos pocos productos para generar utilidades para unas pocas corporaciones. El impacto sobre las comunidades, la biodiversidad, la nutrición y el clima son potencialmente desastrosos.

Algunas de las mayores compañías de alimentos del mundo están desarrollando un programa llamado Grow, prometiendo aplicar “soluciones basadas en el mercado” para enfrentar la pobreza, la inseguridad alimentaria y el cambio climático. Bajo una lógica de asociación público-privado, Nestlé, PepsiCo, Monsanto y otras compañías están creando estrechos lazos con los gobiernos aumentando su control sobre los mercados y las cadenas de abastecimiento. Aunque afirman que promueven la seguridad alimentaria y que benefician a los campesinos, el énfasis de Grow está en unos cuantos cultivos de alto valor comercial lo que evidencia el real objetivo: expandir la producción de unos pocos productos para generar utilidades para unas pocas corporaciones. El impacto sobre las comunidades, la biodiversidad, la nutrición y el clima son potencialmente desastrosos.

Compañía de aceite de palma respaldada por fondos de desarrollo plagada de conflictos por la tierra y finanzas poco transparentes en la República Democrática del Congo

Fondos de desarrollo europeos y estadounidenses están financiando la compañía de aceite de palma Feronia Inc. a pesar de los conflictos por la tierra y con los trabajadores en sus plantaciones de la República Democrática del Congo. Nueva información levanta dudas de si la compañía, con sede en Canadá, pudo haber desviado millones de los contribuyentes, destinados a la asistencia internacional mediante companías conectadas con un político de alto nivel en la RDC.

Fondos de desarrollo europeos y estadounidenses están financiando la compañía de aceite de palma Feronia Inc. a pesar de los conflictos por la tierra y con los trabajadores en sus plantaciones de la República Democrática del Congo. Nueva información levanta dudas de si la compañía, con sede en Canadá, pudo haber desviado millones de los contribuyentes, destinados a la asistencia internacional mediante companías conectadas con un político de alto nivel en la RDC.

Los acaparadores de tierras en el Corredor de Nacala

Los campesinos del norte Mozambique están luchando para conservar sus tierras, debido a que los gobiernos y las compañías extranjeras se movilizan agresivamente buscando instalar proyectosagroindustriales a gran escala. Se les ha dicho que estos proyectos les traerán beneficios. Pero, hasta ahora, la experiencia del país con los inversionistas extranjeros en agricultura ha sido desastrosa. Este documento indaga las compañías queya establecen operaciones de agronegocios en el Corredor de Nacala, un área que el gobierno priorizó para el desarrollo agroindustrial. Tales compañías, típicamente estructuradas mediante paraísos fiscales de ultramar ycon frecuencia conectadas a las élites políticas de Mozambique, han estado acaparando tierras y extrayendo fortunas en un modo que recuerda la era colonial en el país.

Los campesinos del norte Mozambique están luchando para conservar sus tierras, debido a que los gobiernos y las compañías extranjeras se movilizan agresivamente buscando instalar proyectosagroindustriales a gran escala. Se les ha dicho que estos proyectos les traerán beneficios. Pero, hasta ahora, la experiencia del país con los inversionistas extranjeros en agricultura ha sido desastrosa. Este documento indaga las compañías queya establecen operaciones de agronegocios en el Corredor de Nacala, un área que el gobierno priorizó para el desarrollo agroindustrial. Tales compañías, típicamente estructuradas mediante paraísos fiscales de ultramar ycon frecuencia conectadas a las élites políticas de Mozambique, han estado acaparando tierras y extrayendo fortunas en un modo que recuerda la era colonial en el país.

Agro colonialismo en el Congo: agencias de desarrollo de Estados Unidos y Europa financian una nueva ola de colonialismo en la RDC

¿Cómo varias de las más prominentes instituciones financieras para el desarrollo del mundo se convirtieron en propietarias de Feronia Inc., una empresa de agronegocios canadiense que la gente de la RDC dicen que está ocupando ilegalmente sus tierras, sometiéndolos a trabajos horribles en las plantaciones y llevando a sus comunidades a la indigencia?

¿Cómo varias de las más prominentes instituciones financieras para el desarrollo del mundo se convirtieron en propietarias de Feronia Inc., una empresa de agronegocios canadiense que la gente de la RDC dicen que está ocupando ilegalmente sus tierras, sometiéndolos a trabajos horribles en las plantaciones y llevando a sus comunidades a la indigencia?

Reformas estructurales, tratados de libre comercio y guerra a la subsistencia

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) sesionó en México durante tres años y escuchó, en más de 500 casos, 40 preaudiencias y 11 audiencias, una avalancha de agravios que la población reporta sufrir en infinidad de asuntos relacionados. Este texto tiene la intención de presentar el caso mexicano como un espejo para que otros países del mundo vean los efectos de primera mano que tendrá la subordinación implícita en los tratados de libre comercio.

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) sesionó en México durante tres años y escuchó, en más de 500 casos, 40 preaudiencias y 11 audiencias, una avalancha de agravios que la población reporta sufrir en infinidad de asuntos relacionados. Este texto tiene la intención de presentar el caso mexicano como un espejo para que otros países del mundo vean los efectos de primera mano que tendrá la subordinación implícita en los tratados de libre comercio.

Alimentando al 1 por ciento

La incursión de un multimillonario informático en los agronegocios dibuja un inquietante cuadro sobre los actuales especuladores financieros del sector agrícolas.

La incursión de un multimillonario informático en los agronegocios dibuja un inquietante cuadro sobre los actuales especuladores financieros del sector agrícolas.

La soberanía alimentaria a la venta

En los últimos diez años, las corporaciones del rubro de los alimentos se han ido apoderando de una porción de la torta cada vez mayor, con graves consecuencias para la cadena alimentaria completa. Los supermercados corporativos se están expandiendo más rápido en Asia que en cualquier otra parte del planeta. Y como los supermercados y sus cadenas de adquisiciones se expanden, se quedan con las ganancias de los sistemas alimentarios tradicionales —y se las sacan de las manos de los campesinos, de los productores de alimentos y los comerciantes en pequeña escala. Ejercen también una influencia creciente sobre lo que las personas comen y sobre cómo se produce la comida.

En los últimos diez años, las corporaciones del rubro de los alimentos se han ido apoderando de una porción de la torta cada vez mayor, con graves consecuencias para la cadena alimentaria completa. Los supermercados corporativos se están expandiendo más rápido en Asia que en cualquier otra parte del planeta. Y como los supermercados y sus cadenas de adquisiciones se expanden, se quedan con las ganancias de los sistemas alimentarios tradicionales —y se las sacan de las manos de los campesinos, de los productores de alimentos y los comerciantes en pequeña escala. Ejercen también una influencia creciente sobre lo que las personas comen y sobre cómo se produce la comida.

Hambrientos de tierra: los pueblos indígenas y campesinos alimentan al mundo con menos de un cuarto de la tierra agrícola mundial

Los gobiernos y las agencias internacionales alardean con frecuencia de que los campesinos y pueblos indígenas controlan la mayor parte de la tierra agrícola mundial. Pero una nueva revisión de los datos, emprendida por GRAIN, revela que lo opuesto es lo cierto.

Los gobiernos y las agencias internacionales alardean con frecuencia de que los campesinos y pueblos indígenas controlan la mayor parte de la tierra agrícola mundial. Pero una nueva revisión de los datos, emprendida por GRAIN, revela que lo opuesto es lo cierto.