Compañía de aceite de palma respaldada por fondos de desarrollo plagada de conflictos por la tierra y finanzas poco transparentes en la República Democrática del Congo Download PDF Herramientas para este documento

Herramientas para este documento

Autor(a): RIAO-RDC, AEFJN, Entraide et Fraternité, GRAIN, SOS Faim, UMOYA, urgewald, War on Want y WRM
Fecha: 02 noviembre 2016
Traducciones: Français, Deutsch, y English
URL corto: /e/5571
Article tags: tierra, corporaciones & comercio

Bajar versíon PDF (900 KB)

Imprimir articulo



RIAO-RDC, AEFJN, Entraide et Fraternité, GRAIN, SOS Faim, UMOYA, urgewald, War on Want y WRM | 02 noviembre 2016 | Documentos de análisis, tierra, corporaciones & comercio

 

Fondos de desarrollo europeos y estadounidenses están financiando la compañía de aceite de palma Feronia Inc. a pesar de los conflictos por la tierra y con los trabajadores en sus plantaciones de la República Democrática del Congo. Nueva información levanta dudas de si la compañía, con sede en Canadá, pudo haber desviado millones de los contribuyentes, destinados a la asistencia internacional mediante companías conectadas con un político de alto nivel en la RDC.

En esta imagen, un miembro de la comunidad de Lokutu, donde opera Feronia, es sorprendido al encontrar un mojón situado sin el previo consentimiento de las comunidades afectadas. (Foto: Oskar Epelde)

Este informe reune nueva información que muestra cómo la compañía con sede en Canadá dedicada a la industria agraria Feronia Inc., mayoritariamente propiedad del grupo financiero de desarrollo CDC, del gobierno de Reino Unido y otros bancos de desarrollo europeos y estadounidenses, ocupa más de 100.000 hectáreas de tierras disputadas en la República Democrática del Congo (RDC). El informe proporciona evidencia que hace surgir dudas respecto de si Feronia Inc puede haber desviado millones de dólares destinados a la asistencia internacional en África mediante compañías conectadas con un político de alto nivel en la RDC.

El dinero de ayuda proporcionado por Instituciones Financieras para el Desarrollo (IFD) propiedad de gobiernos europeos y del estadounidense estaba destinado a aliviar la pobreza. Sin embargo, como muestra este informe, las condiciones de vida para las comunidades de las concesiones a las plantaciones de aceite de palma de Feronia siguen siendo pésimas. La compañía ocupa tierras que son esenciales para la subsistencia de la población local y no proporciona un salario decente ni servicios básicos.

Este informe ha sido producido por una coalición de organizaciones de la sociedad civil en la RDC y Europa. Refuerza un informe de junio de 2015 que atrajo la atención internacional sobre las violaciones de los derechos humanos, la pobreza, la explotación laboral y el acaparamiento de la tierra que tiene lugar en las áreas donde la compañía asegura que tiene concesiones -así como las conexiones de la compañía con un político de alto nivel de la RDC[1]. A pesar de las preocupaciones surgidas a raíz de ese informe, las IFD inversoras iniciales de Feronia continuaron proporcionando financiación a la compañía y, en diciembre de 2015, varias otras IFD acordaron proporcionar una ronda adicional de financiación por la cantidad de 49 millones de dólares. En este informe proporcionamos evidencia adicional de los cuestionables negocios de tierra de Feronia, de sus prácticas laborales de muy bajo nivel, y denunciamos por vez primera el modo en que la compañía utilizó un complejo y opaco mecanismo financiero que hace surgir preguntas incómodas en torno a cómo gastaron los fondos proporcionados por las IFD.

El informe desvela una preocupante falta de debida diligencia con respecto al uso de fondos públicos proporcionados por IFDs, todas las cuales reclaman seguir unos altos estándares de responsabilidad con sus inversiones. Los autores de este informe, por tanto, hacen un llamamiento para que órganos gubernamentales relevantes lleven a cabo investigaciones públicas sobre las actividades de Feronia y la implicación de las instituciones financieras para el desarrollo. También pedimos una misión internacional independiente para la determinación de los hechos que investigue las violaciones de los derechos humanos y otras violaciones supuestamente cometidas por la compañía contra las comunidades locales. Para garantizar la responsabilidad, las IFD -como las mayores accionistas de Feronia y principales proveedoras de financiación a la compañía- deberían actuar inmediatamente para hacer públicas todas las cuentas financieras de Feronia y cada una de sus subsidiarias, así como los documentos legales que Feronia asegura poseer de sus concesiones de tierra en la RDC. Los autores de este informe también piden a Feronia y a sus IFD propietarias que cumplan con las demandas históricas de las comunidades afectadas, ser reparadas y la inmediata devolución de sus tierras.

Figura 1. Grafico del mapeo de la estructura corporativa de Feronia

¿Qué es Feronia?

Feronia Inc es una compañía registrada en Canadá que cotiza en la bolsa de Toronto. Todas las operaciones de la compañía, sin embargo, son manejadas por subsidiarias en la RDC y en Reino Unido, que eran, hasta hace poco, propiedad de un Holding empresarial de Feronia en las islas Caimán. En 2015, para cumplir los requisitos de la belga IFD BIO [Compañía Belga de Inversión para Países en Desarrollo], el holding empresarial de Feronia de las Islas Caimán fue reubicado en Bélgica bajo una nueva compañía llamada Feronia Maia sprl. Feronia se fundó por primera vez como compañía en las Islas Caimán en 2008 por parte de un grupo de empresarios canadienses y británicos. Su objetivo era convertirse en una de las compañías mas grandes de agricultura en África. Hasta el momento, sus actividades han estado limitadas a la RDC, donde adquirió tierra para el cultivo de arroz y otras cosechas, así como plantaciones de aceite de palma que adquirió de la compañía multinacional de alimentación Unilever en 2009. Las plantaciones se encuentran todo a lo largo del río Congo en la zona de Lokutu, Yaligimba y Boteka. Hoy, todos los beneficios de Feronia se derivan de estas plantaciones, ya que el cultivo de arroz no está operativo.

¿Cómo están implicadas las Instituciones Financieras para el Desarrollo europeas y estadounidenses?

Desde enero de 2013, Feronia ha recibido 118 millones de dólares estadounidenses en financiación de Instituciones Financieras para el Desarrollo(IFD) de Europa y Estados Unidos. Las IFD ahora poseen el 93% de las acciones de la compañía. El mayor contribuyente el el grupo CDC propiedad del gobierno de reino Unido, que ha invertido 41 millones de dólares en la compañía y actualmente posee el 67% de las acciones de Feronia. El Fondo Africano para la Agricultura (AAF por sus siglas en inglés)—una compañía con sede en Mauricio que gestiona las inversiones de las IFD de Francia, España y Estados Unidos, así como las de bancos multilaterales como el Banco Africano de Desarrollo—ha invertido 27.5 millones de dólares en Feronia desde 2012 y actualmente posee aproximadamente el 26% de la compañía (Ver Figura 1).[2]

Figura 2. Tabla de principales inversores en el Fondo Africano para la Agricultura [3]

En diciembre de 2015, varias otras IFD europeas, de Alemania (DEG), Holanda (FMO) y Bélgica (BIO), así como un consorcio de otros inversores IFD que participaban en un Fondo de infraestructura, se comprometieron a prestar a la subsidiaria de Feronia en la RDC, PHC, 49 millones de dólares adicionales, después de un “amplio proceso de diligencia debida” (Ver Figura 4). El préstamo está asegurado contra los activos de PHC y un compromiso de acciones de PHC por parte de la subsidiaria belga de Feronia, Feronia Maia.[4] Como Feronia Inc ha registrado pérdidas multimillonarias cada año de su existencia, la compañía ha dependido de estas inyecciones de efectivo de las IFD para mantener sus operaciones.[5]

Figura 3. Cronología de las inversiones de las IFD

Caja 1. ¿Qué es una IFD?

Los gobiernos del norte crearon instituciones financieras para el desarrollo (IFD) principalmente para dar financiación a proyectos del sector privado en países pobres, donde los rendimientos anticipados en términos de reducción de la pobreza son altos.[6] Hoy estas instituciones propiedad de gobiernos y financiadas con dinero de los contribuyentes proporcionan más de 100.000 millones de dólares a compañías que operan en países en desarrollo, lo cual equivale a casi dos tercios de la ayuda oficial al desarrollo.[7] Una parte importante de estos fondos ahora se está canalizando a compañías que operan en el sector de la alimentación y la agricultura, donde el acaparamiento de tierras, la violación de los derechos humanos, la explotación laboral y la corrupción son generalizados.

Las IFD tienen políticas y estándares para hacer frente a problemas medioambientales, asuntos sociales, condiciones de trabajo e integridad financiera, que se supone que las compañías en las que invierten deben cumplir. El CDC de Reino Unido, por ejemplo, tiene un Código de Inversión Responsable que requiere que la institución “promueva acciones correctivas apropiadas” cuando las compañías de su cartera están implicadas en incidentes que resultaron en “un impacto material adverso sobre el medioambiente o social, o un incumplimiento material de la ley relativa a asuntos medioambientales, sociales o de integridad empresarial”. La AECID de España, que invierte en Feronia a través del AAF, tiene un Código de Conducta para la Inversión Responsable que prohibe “invertir en cualquier actividad que implique un riesgo inaceptable que contribuya o sea cómplice en actividades u omisiones que violen sus principios, como violaciones de los derechos humanos, corrupción o impactos negativos medioambientales o sociales”.[8]

Algunos de estos principios están escritos en los acuerdos de financiación con Feronia. El acuerdo de suscripción del CDC con Feronia de enero de 2015, por ejemplo, está condicionado a que no haya “disputas sobre los límites, derechos, convenios y otros asuntos relacionados con cualquier propiedad o su uso” y que “ni la corporación ni ninguna de sus subsidiarias, ni, en conocimiento de la corporación, ninguno de sus directores, empleados o agentes haya cometido actos de corrupción, en conexión con la empresa”.[9]

 

Caja 2. El brutal legado colonial tras las plantaciones de Feronia

Mucho antes de la llegada de Unilever y su fundador, el magnate empresario británico Lord Leverhulme, la gente que vive en las tierras que ahora reclama Feronia gestionaba grandes bosques de palmeras de aceite. Las comunidades utilizaban el aceite de palma para producir diferentes alimentos, medicinas y textiles. También producían abundante aceite de palma, que vendían en el mercado local incluso en el extranjero. Lord Leverhulme, sin embargo, quería este aceite de palma para sus fábricas de jabones en Reino Unido.[10] 

En lugar de simplemente comprar aceite de palma a la gente local, Leverhulme alcanzó un acuerdo con la administración colonial belga en 1911 que le concedía los derechos sobre una gigantesca zona de 750.000 hectáreas, abarcando todos los grandes bosques de palmeras de aceite del Congo. Poco después, el gobierno belga dio a la compañía de Leverhulme, Huileries du Congo Belge, un monopolio sobre la producción y comercio de aceite de palma en estas zonas. El ejército colonial belga impuso el monopolio y las horribles condiciones de trabajo con una violencia brutal.[11] Eventualmente, los bosques se convirtieron en plantaciones y la compañía fue renombrada como Plantations et Huileries du Congo (PHC) bajo la propiedad de Unilever. En 2009, PHC fue vendida a Feronia por 4 millones de dólares.[12]

A lo largo de toda esta historia, las comunidades nunca consintieron con las operaciones de la compañía en sus territorios, ni aprobaron la destrucción de sus bosques de palma para el establecimiento de plantaciones.

Figura 4. Tabla de IFD que participan en la facilidad de crédito de 49 millones de dólares a Feronia en diciembre de 2015*El Emerging Africa Infrastructure Fund (EAIF) [Fondo de Infraestructura para África Emergente] es propiedad del Grupo Privado de Desarrollo de Infraestructura Private Infrastructure Development Group (PIDG), que es financiado por KfW (Alemania), FMO/DGIS (Holanda), DFID (Reino Unido), DFAT (Australia), MFA/Norad (Noruega), SECO (Suiza), SIDA (Suecia) y otros.

¿Es “ilegal” la ocupación de tierra de Feronia?

Feronia afirma que todas sus plantaciones de aceite de palma están en tierras para la que posee contratos de arrendamiento renovables por 25 años, válidos legalmente, que cubre un total de 101.455 hectáreas, adquiridos con la compra de Plantations et Huileries du Congo (PHC) a Unilever.13 Feronia no ha hecho públicos estos contratos, y la mayoría de las comunidades locales afectadas y autoridades provinciales relevantes dicen que nunca han visto tales documentos.[14]

El terreno más grande que reclama Feronia cubre 63.000 ha en los alrededores de su plantación de Lokutu en la provincia de Tshopo. En 2012, las autoridades provinciales intervinieron en un conflicto por la tierra entre Feronia y las comunidades de Yaoselo y Yakote, dentro de las concesiones de Lokutu y pidieron a Feronia que proporcionase los documentos legales relacionados con sus reclamaciones de tierra. En lugar de un contrato de arrendamiento de 25 años aprobado por el Presidente de la República, que es requisito legal,[15] Feronia proporcionó solo una copia de un certificado de tierra de 1955 emitido por un agente de la tierra provincial. El Registro Provincial de Tierras ya ha expresado a Feronia, en una carta de mayo de 2012, que este certificado no cumple con los requisitos de la legislación sobre la Tierra de la RDC.[16] Este certificado es el único documento que las comunidades que viven dentro de la concesión de Lokutu afirman haber visto jamás, que atestigua las reivindicaciones de tierra de Feronia en la zona.

Mapa de la RDC que muestra las plantaciones de Feronia

Además, según el actual Registro de Tierras de la Provincia de Tshopo, no hay otros documentos presentados en el registro provincial de tierras relativo a las concesiones de Feronia en Lokutu, donde deben presentarse todos los documentos oficiales sobre las tierras.[17] Las comunidades en todo el área de las plantaciones de Lokutu se han enfrentado a la compañía en numerosas ocasiones en relación a lo que ellos consideran una ocupación ilegal de sus tierras. En una de las muchas cartas enviadas a Feronia por parte de los líderes de los pueblos, el Jefe del Distrito de Bolomo escribió a Feronia en julio de 2013 por otro conflicto sobre la tierra con la compañía. La carta afirmaba que la compañía no tiene derecho a las tierras de su territorio ya que ha incumplido sus obligaciones legales de negociar y alcanzar un acuerdo sobre un Memorando de Entendimiento (MOU por sus siglas en inglés) con las comunidades afectadas y de llevar a cabo un estudio y delimitación de tierra con la participación de las comunidades y autoridades gubernamentales relevantes.[18]

El 8 de marzo de 2015, más de 60 jefes tradicionales y otros líderes comunitarios de todo el distrito de Yahuma, donde están el 90% de las plantaciones de Feronia en Lokutu, emitieron y firmaron una declaración afirmando que Feronia y sus predecesores habían ocupado sus tierras ilegalmente durante los últimos 104 años. Aseveraron que ellos nunca habían sido consultados, ni habían firmado ningún MOU.[19] Esto fue reiterado en una carta con fecha de 15 de septiembre de 2016 dirigida al Primer Ministro de la RDC y firmada por más de 500 líderes de comunidades de los distritos de Yahuma, Basoko e Isangi -una zona que cubre casi todas las concesiones de Lokutu. La carta detalla una serie de graves abusos cometidos por Feronia y acusa a la compañía de explotar y ocupar sus tierras y bosques ilegalmente. La carta también afirma que la compañía ha estado inspeccionando las tierras de las comunidades sin su consentimiento y cooperación.[20]

Las comunidades también disputan las reivindicaciones de tierra de Feronia en sus plantaciones de Boteka, donde Feronia afirma tener 31 concesiones con contrato de arrendamiento con el gobierno, que cubren 13.542 ha. En una carta enviada al Presidente de la República, Joseph Kabila, en agosto de 2013, los jefes locales cuentan cómo la compañía empezó a operar en la zona en 1912 bajo la ocupación colonial, y cómo había recibido sus primer contrato de arrendamiento por 25 años en 1947. Ellos dicen que la compañía nunca tuvo el consentimiento de las comunidades locales o de sus jefes. Según los jefes, la compañía afirma haber obtenido un acuerdo colectivo con algunos de los ancianos de los pueblos en 2012, pero ellos no saben cómo pudo ocurrir esto. Terminan su carta diciendo: “Con toda nuestra energía, deploramos y denunciamos esta ocupación ilegal de nuestros territorios, una ocupación que se hace sin títulos ni derechos y la cual nos ha hecho extremadamente pobres y terminará con nuestra muerte colectiva si no se detiene esta forma de operar”.[21]

En septiembre de 2015, la CDC afirmó que Feronia estaba trabajando para “hacer pública toda la información relevante con respecto a sus concesiones”. Sin embargo, ha pasado un año y Feronia todavía tiene que publicar cualquier otra información sobre sus contratos de arrendamiento de tierras.[22] Feronia tampoco ha hecho pública ninguna prueba de los acuerdos que supuestamente negoció con las comunidades que viven dentro de sus concesiones. El Director General de BIO mantiene que, antes de invertir en Feronia, confirmaron que la compañía tenía acuerdos con las comunidades locales afectadas.[23] Cuando se les preguntó por qué estos no se habían hecho públicos, un representante de DEG dijo que los MOU firmados por las comunidades habían sido robados de las oficinas de Feronia poco antes de que fueran a hacerse públicos.[24] Mientras tanto, las comunidades continuan afirmando que nunca han firmado ningún MOU con la compañía.

El CDC y otras IFD socias de Feronia deben actuar inmediatamente para hacer públicos todos los documentos legales que Feronia afirma poseer para sus concesiones de tierra en la RDC así como los acuerdos que afirma haber alcanzado con las comunidades locales.

¿Está Feronia empobreciendo a las comunidades locales?

Uno de los principales objetivos de desarrollo de la financiación mediante las IFD a compañías privadas es aliviar la pobreza generando empleo y mejorando las condiciones de trabajo. La alemana DEG, por ejemplo, dice que una de las razones por las que decidió financiar Feronia es “porque 57.000 personas se benefician economica y socialmente de forma directa de las actividades de PHC”.[25] Pero los testimonios recopilados de los trabajadores en cada una de las tres concesiones de Feronia; los comunicados colectivos hechos por diversas comunidades; e incluso el estudio de Impacto Social de la propia Feronia, llevado a cabo en 2015, indican que los trabajadores de las plantaciones de Feronia siguen sufriendo malos salarios y violaciones de los derechos laborales básicos.[26]

La compañía ha admitido que los salarios en sus plantaciones son “demasiado bajos”, y dice que se compromete a aumentar los salarios cuando la salud financiera de la compañía mejore.[27] En septiembre de 2015, el CDC aseguró que el salario medio de los trabajadores de las plantaciones de Feronia había aumentado un 70%, hasta alcanzar una media de 4 dólares por día, después de su inversión en la compañía en 2014.28 Sin embargo, recibos de pago de trabajadores “superiores” (maneouvres supérieurs) en las plantaciones de Feronia en Lokutu muestran que los salarios durante todo 2015 siguieron siendo de 2 dólares por día (1.921,58 CDF, franco congoleño). Es más, gerentes y trabajadores de Feronia informan de que los salarios para los jornaleros, que son la gran mayoría de los trabajadores de plantación de Feronia, son incluso más bajos -de no más de 1,25 dólares al día, lo cual está por debajo del salario mínimo nacional de 1,75 dólares (1.680 CDF) al día para un trabajador manual.[29] Esta tasa de salario mínimo entró en vigor el 1 de enero de 2009, cuando 1.680 fancos congoleño equivalían a 3 dólares estadounidenses.

Desde entonces, el valor del CDF o franco congoleño ha caído significativamente y el gobierno de la RDC no ha revisado el salario mínimo como corresponde, tal y como se pretendía inicialmente en la legislación. Es ampliamente reconocido que la tasa de salario mínimo es insuficiente para cubrir los costes de vida básicos en la RDC.[30] El CDC también afirmó en septiembre de 2015 que los trabajadores de las plantaciones de Feronia están provistos con “horas extraordinarias, maternidad pagada, vacaciones pagadas, pago por finalización de servicios, bonos y asistencia para el pago de matrículas escolares así como alojamiento y sanidad gratuita para ellos y para sus familias”. Estas afirmaciones fueron negadas categóricamente en una respuesta escrita al comunicado del CDC por parte de los líderes comunitarios de las zonas donde están las plantaciones de Feronia, que se reunieron en octubre de 2015.[31]

Una escuela primaria en ruinas, en una zona donde opera Feronia. (Foto: Oskar Epelde)

El problema de los bajos salarios se complica enormemente por la frecuente falta de pago de los salarios a su debido tiempo por parte de la compañía. A diferencia de la alta dirección y los directores, algunas fuentes señalan que los salarios de los trabajadores solo se pagan cuando la compañía vende el aceite de palma. Como Feronia no tiene contratos fijos con ningún comprador para la venta de su aceite de palma, las ventas son erráticas y a menudo a precios bajos.[32] Así, los trabajadores son obligados a recurrir a créditos a altos intereses para cubrir sus necesidades diarias.[33] Este sistema, conocido como Ikotama, es tan integral con las operaciones de Feronia que los directivos del sindicato de la compañía según consta, dan préstamos ikotama en las instalaciones de Feronia, cerca de la zona donde los trabajadores recogen sus salarios. Los trabajadores también informan de que una porción de sus salarios se paga en especie, con productos como aceite refinado de palma o jabón. Esta práctica preocupante, que data del periodo de Unilever, es comúnmente conocida como “el paquete marsavco” (colis Marsavco), ya que los productos tradicionalmente han sido fabricados por la compañía con sede en Kinshasa Marsavco—anteriormente propiedad de Unilever y ahora el principal cliente de Feronia.[34]

El DEG dice que Feronia ha dejado de dar los colis Marsavco a sus trabajadores en lugar de pagar dinero en efectivo, y que esto era una de las condiciones para su financiación en diciembre de 2015.[35] Sin embargo, comunicaciones recibidas de los trabajadores y directivos de las plantaciones de árboles de Feronia confirmaron el 23 de septiembre de 2016, el día en que se suponía que los trabajadores de Feronia iban a ser pagados con su salario mensual, que los jornaleros solamente recibieron el colis Marsavco—en este caso 8 litros de aceite de palma de Feronia y 8 barras de jabón Feronia. No se hicieron pagos de salarios en dinero. Como de costumbre, dicen que los colis Marsavco serán deducidos de sus salarios, si se los pagan o cuando lo hagan, a un coste de un dólar (1.000 CDF) por litro de aceite de palma y 0,25 dólares (250 CDF) por pastilla de jabón.[36]

Otra queja común sobre las prácticas laborales de Feronia es que la compañía se niega a contratar a sus trabajadores a largo plazo de forma permanente, como exige la ley. Los trabajadores informan de que Feronia usa lo que ellos llaman “sistema de reserva” por el que los trabajadores son contratados durante unos cuantos meses y después los despiden por un periodo antes de volver a ser contratados otra vez. Consecuentemente, la mayoría de los trabajadores en las plantaciones de Feronia están clasificados como jornaleros, y por tanto, no tienen los derechos y beneficios que deberían tener como empleados permanentes. La propia Feronia admite que el 80% de los trabajadores en sus plantaciones no son empleados permanentes y son pagados según un “sistema de tarifa por tarea diaria”.[37]

Más allá de proporcionar salarios miserables, Feronia también ha hecho muy poco por mejorar los servicios de salud, carreteras, escuelas o vivienda para sus trabajadores y las comunidades cuyas tierras ocupa. En comunicado tras comunicado, los líderes comunitarios de las áreas de las plantaciones de Feronia mantienen que los servicios y las infraestructuras se han deteriorado desde que Feronia adquirió PHC en 2009, a pesar de que la compañía asegura lo contrario (y su acceso a importante financiación de las IFD).[38]

Feronia dice que su capacidad para mejorar los salarios, los beneficios y los servicios básicos en las zonas donde están sus plantaciones se ve obstaculizada por sus actuales pérdidas. La compañía asegura que debe priorizar la inversión en sus operaciones para que al final se conviertan en beneficios y entonces empezar a canalizar más fondos hacia los trabajadores y las comunidades locales. Sin embargo, desde que se hizo cargo de las plantaciones de la PHC en 2009, Feronia no ha tenido problemas para encontrar fondos para pagar a sus altos directivos y gerentes millones de dólares en comisiones y salarios.[39] Además, como veremos más adelante, parece que fondos que Feronia podría haber utilizado para mejorar sus instalaciones de palma aceitera pueden haberse desviado a otras funciones mediante una compleja y opaca estructura empresarial. Parecería que Feronia tuvo el dinero para mejorar la lida de sus trabajadores y sus comunidades locales pero decidió gastarlo de otra manera.

Dada la grave disparidad entre lo que dicen Feronia y el CDC sobre el trato que da la compañía a los trabajadores y las comunidades locales y lo que dicen los propios trabajadores y comunidades locales -debe tener lugar de forma urgente una misión internacional de evaluación de las zonas afectadas, que sea independiente.

¿Qué hay tras las complejas y opacas finanzas de Feronia?

Feronia tiene una estructura empresarial compleja, con varias subsidiarias clave con sedes en jurisdiciones donde es difícil acceder a la información financiera de la compañía. Esto parece haber permitido a Feronia evitar la publicación de importantes transacciones de los informes que está obligada a presentar y hacer públicos en Canadá. La evidencia de estas transacciones solo aparecen en informes presentados por sus subsidiarias en la RDC, Bélgica y Reino Unido, que son o de difícil acceso para el público en general (RDC) o contienen poca información (Bélgica y Reino Unido).

El informe al que pudimos acceder en el registro de empresas relevantes de la RDC, Bélgica y Reino Unido indican que ciertas subsidiarias de Feronia han estado cobrando millones de dólares al año en pagos por servicios que se desconocen a otras subsidiarias de Feronia. Las evidencias que recopilamos indican que estos cargos no se pagan, sino que son cubiertos con préstamos de Feronia de Islas Caimán (CI) y posiblemente otras fuentes. De esta forma, las subsidiarias no reportan ingresos y por tanto pueden evitar pagar impuestos. La evidencia disponible, sin embargo, sugiere que el político y anterior director de Feronia, Bernabé Kikaya Bin Karubi pudo haber derivado beneficios financieros a partir de este plan (ver figura 6).

La subsidiaria de Reino Unido de Feronia, Feronia Services Incorporated Limited (FISL), es una de las compañías implicadas en este plan. En documentos de la compañía presentados en Bélgica en diciembre de 2015, Feronia afirma que FISL es una compañía gestora que proporciona servicios a otras subsidiarias de Feronia y que su única fuente de ingresos es los cargos cobrados a estas subsidiarias.[40] La naturaleza de estos “servicios” y los gastos 13 correspondientes no se dan a conocer en los informes de la compañía Feronia.[41] Los documentos belgas y los archivos de FISL de Reino Unido muestran que Feronia CI prestó a FISL 9.5 millones de dólares entre 2010 y 2014 (alrededor de 2 millones de dólares al año)—una cantidad más o menos igual a la cantidad que otras subsidiarias de Feronia deben a FISL por “servicios”. Dado que las leyes de Reino Unido para las pequeñas compañías solo requieren que dichas compañías informen de sus activos y pasivos, los archivos anuales de FISL indican un balance entre activos (dinero debido por honorarios por servicios) y pasivos (dinero que tomó prestado de Feronia CI). FISL no tiene que revelar cómo gana esos más o menos 2 millones de dólares que tomó prestados cada año de Feronia CI.

Sin embargo, pudimos obtener más detalles de las cuentas de la compañía por Feronia JCA Ltd (Kinshasa), otra subsidiaria de Feronia implicada en un plan financiero similar con oficinas en la residencia privada de Kikaya Bin Karubi.[42] Esta compañía fue establecida como filial de Feronia JCA Ltd en agosto de 2009.[43] El informe financiero de 2013 para Feronia JCA Ltd (Kinshasa) muestra que facturó a las subsidiarias de la RDC de Feronia aproximadamente 1 millón de dólares por “servicios” en 2013 y que cantidades similares fueron facturadas a subsidiarias en años anteriores.[44] Como en el caso de FISL, estos cargos no se pagaron y, para 2013, la cantidad total en cargos deidos a Feronia JCA Ltd (Kinshasa) por servicios proporcionados a otras compañías de Feronia habían alcanzado los 3.6 millones de dólares. De modo similar, las cantidades debidas por Feronia JCA Ltd (Kinshasa) a otras compañías de Feronia también aumentaron más o menos 1 millón de dólares cada año, de tal modo que para 2013, Feronia JCA Ltd (Kinshasa) había amasado 4.2 millones de dólares en deudas a otras compañías de Feronia que no se nombran. Con menos de 100.000 dólares en el banco y pocos activos, parece que la compañía de Kinshasa había pagado la mayoría de los 4.2 millones de dólares que había tomado prestado para finales de 2013.[45]

Sin acceso a los registros de la compañía para los años previos a 2013, no podemos decir cómo la compañía gastó el dinero que tomó prestado durante esos años. Sin embargo, el informe financiero de 2013, proporciona un desglose de los gastos para ese año y una indicación de cómo se pueden haber gastado los fondos en los años anteriores. Del millón de dólares que Feronia JCA Ltd (Kinshasa) tomó prestado en 2013 de otras compañías de Feronia, más de la mitad se gastó en pagos a Kikaya Bin Karubi, su abogado y otros propietarios y socios de la compañía. Estos incluyen:

  • El pago de un alquiler de 140.000 dólares por un apartamento en el inmueble Royal, en la zona de Gombé de Kinshasa, propiedad de Kikaya Bin Karubi;
  • Un pago de 330.000 dólares a propietarios y asociados no nombrados de la compañía (propriétaires et associés); y
  • Unos honorarios de 32.000 dólares a las oficinas de Gustave Booloko, anteriormente el abogado de Kikaya Bin Karubi y ahora Ministro de la Tierra de la RDC.

Otro 40 por ciento fue a un consultor de la RDC y para salarios y beneficios de 15 directores y gerentes de la compañía cuyos nombres no son revelados.[46] Feronia mantiene que el dinero proporcionado a Feronia JCA Ltd (en Kinshasa) era para cubrir los costos de las operaciones de otras compañías del grupo en la RDC. Sin embargo, el informe financiero correspondiente a 2013 de la oficina filial, no parece respaldar esta aseveración.[47] 

Transacciones similares, pero por sumas mucho más grandes, parecen haber tenido lugar a través de otra subsidiaria en la RDC en 2014. Feronia JCA Limited SARL fue fundada en la RDC en febrero de 2014. Según los estatutos de la compañía, el 20% era propiedad de Kikaya Bin Karubi. Similares transacciones, aunque de sumas mucho mayores, parecen haber ocurrido a través de otra subsidiaria en la RDC en 2014. Feronia JCA Limited SARL se estableció en la RDC en febrero de 2014. Según los estatutos de la compañía, 20 por ciento de ella era propiedad de Kikaya Bin Karubi. Esta compañía no está mencionada en ninguno de los informes financieros de Feronia Inc, pero el director ejecutivo de Feronia sostiene que la compañía resultó de convertir la oficina filial en Kinshasa de Feronia JCA Ltd en una entidad legal.[48]

Hacia septiembre de 2014, justo siete meses después de su creación, Feronia JCA Limited SARL había amasado 28 millones de dólares estadounidenses en deudas de corto plazo—un aumento de 24 millones procedentes de deudas de corto plazo que sostenía en su filial hacia finales de 2013, de acuerdo con los propios informes de la compañía. Al igual que con FISL y Feronia JCA Ltd (Kinshasa), éstos fueron equilibrados por 23 millones de dólares en cuentas pendientes de cobro a corto plazo (valeurs réalisables).

Dado que los informes financieros de Feronia JCA Limited SARL para 2014 no han podido ser localizados en el registro de empresas de la RDC, no ha sido posible determinar quién prestó los 28 millones de dólares a la compañía o quién es propietario de la compañía de 23 millones de dólares, ni tampoco fue posible determinar qué servicios desempeñó la compañía. Sin embargo, el informe financiero sí muestra los activos reales de la compañía y los recursos de efectivo eran tan solo de 5 millones de dólares en septiembre de 2014, lo cual significa que en torno a 23 millones de dólares han salido de la compañía de algún modo entre febrero y septiembre de 2014. Ni Feronia JCA Limited SARL ni sus actividades financieras son mencionadas en el informe anual de 2014 de Feronia Inc.[49] En diciembre de 2014, Feronia JCA Limited SARL se fusionó con otra compañía de la RDC llamada Feronia RDC Ltd que Feronia había fundado en enero de 2014. Las dos compañías tienen mandatos similares y el mismo director general.50 Cuando las dos compañías se fusionaron, Kikaya Bin Karubi cedió sus acciones en Feronia JCA Limited SARL. A cambio, Feronia RDC Ltd, una compañía de propiedad plena de Feronia CI, se hizo cargo de todos los pasivos exigibles de la compañía, por un valor de 28 millones de dólares.

En total más de 40 millones de dólares en fondos tomados prestados parecen haber salido de FISL, Feronia JCA Limited SARL y Feronia JCA Ltd (Kinshasa) para la provisión de servicios desconocidos a otras subsidiarias de Feronia entre 2012 y 2015. Durante ese mismo periodo, Feronia Inc recibió casi 66 millones de dólares de financiación de IFD del CDC y el AAF, dinero que iba dirigido a ayudar a la compañía a atraer beneficios económicos a la gente del lugar.[51]

Las IFD, por ser las mayores accionistas y principales financiadoras de Feronia, deberian acer públicas de inmediato todas las cuentas finacieras de la compañía y sus subsidiarias, así como las revisiones conducidas por parte del proceso de financiamiento de las IFD. También deberían proporcionar la contabilidad detallada de los servicios prestados entre las subsidiarias de la compañía.

Figura 6. Plan de tarifas por servicios-préstamos de Feronia

Caja 3. Feronia y Barnabé Kikaya Bin Karubi

Barnabé Kikaya Karubi es el principal asesor diplomático del presidente de la RDC, Joseph Kabila, y un miembro clave en su gabinete. También es uno de los co-fundadores del partido de Kabila, el PPRD. Antes Kikaya Bin Krubi fue embajador de la RDC en Reino Unido, desde mayo de 2009 hasta el final de 2014 por lo menos, y antes de este puesto en el extranjero sirvió como Secretario Privado para Kabila y como ministro de Información. También fue uno de los directores fundadores de Feronia y permaneció en la Junta Directiva de la Compañía hasta junio de 2014.[52]

En unos cables publicados en 2009 por Wikileaks, el embajador de Estados Unidos en Reino Unido, William J. Garvelink, informa de su reunión con Kikaya Bin Karubi, quien entonces era embajador de la RDC en Reino Unido. Gravelink escribe: “Sus observaciones sobre la ineficacia de la no-violencia…y el rechazo frontal de la transparencia cara a cara en el Parlamento, permite tener clara una, si acaso desconcertante, mirada de lo que es probablemente un punto de vista común sobre la naturaleza de la política entre la élite política en Kinshasa, aunque la mayoría de ellos nunca se atreverían a hablarnos a nosotros tan claramente sobre estos temas”.[53] En septiembre de 2016, el presidente Kabila envió a Kikaya Bin Karubi a Washington en una “misión de súplica” para presionar a los funcionarios de Estados Unidos para que no impusieran sanciones contra figuras políticas importantes implicadas en el intento de Kabila de ampliar su segundo mandato.[54] Por razones que Feronia nunca ha explicado, Kikaya Bin Karubi tenía un 20% de participación en Feronia JCA, la subsidiaria de las Islas Caiman que Feronia utilizó para comprar las plantaciones de PHC de Unilever en 2009. Una vez que el acuerdo con Unilever estuvo cerrado, Feronia Inc adquirió las acciones de Kikaya Bin Karubi de Feronia JCA a cambio de la emisión de 8.894.344 acciones en Feronia Inc, valoradas por la compañía en más de 2.2 millones de dólares. También recibió en honorarios anuales como director y por el pago de una renta por la utilización de su residencia personal en Kinshasa de entre 120.000 y 150.000 dólares al año.[55]

En un comunicado de septiembre de 2015, el CDC y Feronia afirmaron que “desmentimos con todo nuestro corazón cualquier sugerencia de deshonestidad o corrupción con respecto a la relación o tratos [de Feronia] con Kikaya Bin Karubi” y que “todas estas transacciones relacionadas con el señor Karubi han sido publicadas por [Feronia] según los requisitos de divulgación”.[56] 

Sin embargo, la información proporcionada en este informe de los documentos a los que hemos accedido recientemente, revelan importantes transacciones financieras entre Feronia y Kikaya Bin Karubi que no habían sido desveladas por Feronia Inc y que tuvieron lugar después de 2012, cuando más del 50% de Feronia era propiedad del CDC y del AAF.

Lo más preocupante son los 28 millones de dólares en préstamos que parecen haber fluido a través de Feronia JCA Limited SARL y la ausencia de cualquier mención de esta compañía o de que el 20 por ciento de ésta sea propiedad de Kikaya Bin Karubi, en los informes de Feronia Inc. Otra inconsistencia relevante es el registro en el informe financiero 2013 de Feronia JCA Ltd (Kinshasa) de 140.000 dólares de pago de alquiler por en un complejo de apartamentos en ruinas en Kinshasa, propiedad de Kikaya Bin Karubi (ver Imagen 5).[57] Este pago tampoco fue revelado en los informes empresariales de Feronia.

Es necesaria una visión mucho más completa de la imagen de las cuentas de las subsidiarias de Feronia RDC para determinar el alcance total de pagos hechos directamente a Kikaya Bin Karubi o indirectamente a él a través de miembros de su familia y asociados.

Foto: El Immeuble Royal es un complejo de apartamentos muy conocido en el barrio de Gombé de Kinshasa, que fue construido en los años 50. Antigua sede de la ONU en la RDC, en 2013 fue ocupado por inquilinos, según se dice, la mayoría de ellos subarriendas a un precio “asequible”.[52]

¿Qué quieren las comunidades?

Basándonos en las comunicaciones que hemos recibido de las comunidades en las tres áreas de concesiones, parece que están unidos en torno a un entendimiento común de que Feronia (y sus predecesores Unilever y Lord Leverhulme) ha ocupado ilegalmente sus tierras durante más de 100 años sin compensación. También parece que hay un fuerte consenso sobre que las plantaciones y molinos de la compañía no les han reportado ningún beneficio. Más bien, el que la compañía se hiciera cargo de sus tradicionales bosques y arboledas de plameras ha perjudicado enormemente a su medio de vida y seguridad alimentaria, y los ha dejado con pocas alternativas aparte de trabajar en las plantaciones de la compañía bajo condiciones de extrema pobreza.

Además de esta tremenda injusticia, los guardas de seguridad de la compañía detienen rutinariamente a la gente del lugar por tener en su poder unas cuantas nueces de palma. Este acoso, que a menudo es violento y a veces mortal, pone de manifiesto el histórico robo de sus tierras y recursos por parte de la compañía.[58] En un caso reciente, en octubre de 2014, la policía y los habitantes de Lokutu y Yambi Enene se enfrentaron durante tres días cuando estallaron las protestas después de que cuatro habitantes del pueblo fueran detenidos por los guardias de seguridad de Feronia por “robo de nueces de palma”.[59]

En sus diversos intentos de exigir justicia de la compañía, las comunidades han pedido:

  • la devolución de sus tierras;
  • compensación por años de trabajo forzado, la ocupación de sus tierras, la destrucción de sus bosques de palma y la resultante pérdida de beneficios;
  • la construcción de escuelas, hospitales, carreteras, presas hidroeléctricas, viviendas decentes y centros comunitarios; y
  • la libertad de utilizar sus bosques y cultivar sus tierras como deseen.[60]

Las comunidades han expresado en múltiples ocasiones que cualquier discusión de los términos para la continuidad de las operaciones de Feronia debe empezar por un entendimiento de que ellos son los únicos ocupantes legítimos de las tierras en las que opera Feronia. Por tanto, creemos que depende de las comunidades dictar bajo qué términos la compañía puede operar en sus tierras, si es que lo hace. 

Cualquier negociación entre Feronia y las comunidades debe tener lugar bajo condiciones de transparencia. Hasta la fecha, Feronia no ha compartido información crucial con las comunidades respecto de las finanzas o documentación concerniente a las concesiones de tierra. Las comunidades saben que no se han beneficiado de las operaciones de la compañía, pero no saben cuánto se han beneficiado los propietarios y directivos de la compañía de estas operaciones ni cómo se han gastado los 118 millones de dólares que las IFD han proporcionado a Feronia.

Feronia y sus IFD propietarias deben cumplir con las demandas que las comunidades afectadas vienen haciendo desde hace mucho tiempo de la inmediata devolución de sus tierras y el pago de reparaciones.

Foto: Primera reunión de los líderes comunitarios de las áreas de las tres plantaciones de Feronia, Kampala, octubre de 2015. En una declaración final, los líderes declararon: “El dinero que han dado a Feronia para el bienestar de las comunidades locales y sus trabajadores no ha llegado a su destino”.

Las IFD y sus gobiernos deben actuar ahora 

Hay sólidas evidencias de que Feronia ha estado involucrada en acciones que no solo violan los objetivos y directrices del CDC y otras IFD propietarias, sino que podría haber violando las leyes nacionales a cuyo cumplimiento Feronia y sus diversas subsidiarias están obligadas. Estas acciones ocurrieron antes y después de la importante implicación financiera de varias IFD. Después de que se llamase la atención de las IFD sobre las acusaciones de maltrato de Feronia a sus trabajadores y comunidades y sobre sus conexiones con Kikaya Bin Karubi, en un informe de junio de 2015, el CDC y el AAF incrementaron sus participación financiera en Feronia. Es más, un nuevo conjunto de IFD, principalmente de Holanda, Alemania y Bélgica, proporcionaron a la subsidiaria de Feronia PHC otros 49 millones de dólares de financiación a finales de 2015. Estas IFD afirman haber llevado a cabo rigurosas diligencias debidas antes de decidir invertir en Feronia y por tanto deberían haber estado al tanto de los problemas sobre el terreno así como del plan de préstamos que implica a las compañías conectadas con Kikaya Bin Karubi.

Las IFD son responsables ante sus gobiernos. El CDC, por ejemplo, es propiedad del Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) y responde ante el Parlamento de Reino Unido. Es responsabilidad del DFID y del Parlamento de Reino Unido, por tanto, lanzar una investigación completa y abierta de las operaciones de Feronia. Investigaciones similares deberían ser llevadas a cabo con total transparencia por parte de otros gobiernos de las IFD que han dado fondos a Feronia. 

Las IFD también tiene nuna responsabilidad histórica de ocuparse de las demandas de las comunidades de la devolución de sus territorios; reparaciones relacionadas con la ocupación ilegal de sus tierras y bosques desde 1911; y con muchos años de uso de trabajo forzado y violencia en las plantaciones de la compañía.

Las siguientes organizaciones han colaborado en la producción de este informe: RIAO-RDC, Africa Europe Faith & Justice Network, Entraide et Fraternité, GRAIN, SOS Faim, UMO YA, urgewald, War on Want y World Rainforest Movement.

Gracias a CCFD , CIDSE , Finance Uncovered, RE BAC, el IUF, AFJN y a A4ID por su ayuda con este informe.


Notas:

1. RIAO-RDC y GRAIN, “Agro-colonialismo en el Congo: Agencias de Desarrollo de Europa y Estados Unidos financian una nueva ola de agro-colonialismo en la RDC”, 2 de junio de 2015, https://www.grain.org/e/5220

2. Los grupos iniciales de inversores en el AAF se dan en la publicación del AAF del 29 de noviembre de 2010, http://www.afd.fr/webdav/shared/ELEMENTS_COMMUNS/AFD/Communiques/Announcement%20Final%20-%20AAF%20First%20close.pdf

3. Basado en la Tabla 1 en: RIAO-RDC y GRAIN, “Agro-colonialism in the Congo”, Op Cit.

4. Feronia PR, “Feronia secures $49M term facility for palm oil operations”, 22 de diciembre de 2015: http://www.feronia.com/news/story/2015/feronia_secures_49m_term_facility_for_palm_oil_operations

5. Los informes de la compañía Feronia presentados en el Mercado de Valores de Toronto se pueden ver aquí: http://www.sedar.com/

6. Por ejemplo, el objetivo del CDC es “contribuir al crecimiento económico para el beneficio de los pobres”.

7. María José Romero, “A private affair: shining a light on the shadowy institutions giving public support to private companies and taking over the development agenda”, Eurodad, 2014: http://www.eurodad.org/Entries/view/1546237/2014/07/10/A-Private-Affair-Shining-alight-on-the-shadowy-institutions-giving-public-support-to-private-companies-and-taking-over-the-development-agenda

8. AECID, Código de Financiación Responsable, 2013, http://www.cooperacionespanola.es/sites/default/files/codigo_de_financiacion_responsable_vf.pdf

9. Acuerdo de Suscripción para la Adquisición de Obligaciones Convertibles oentre el Grupo CDC PLC y Feronia Inc del 22 de enero de 2015.

10. La historia de las operaciones de Lord Leverhulme en el Congo están documentadas en: Jules Marchal, Lord Leverhulme’s Ghost: Colonial exploitation in the Congo, New York: Verso, 2008.

11. Jules Marchal, Lord Leverhulme’s Ghost, Op Cit.

12. Para más información sobre la venta de Unilever, ver: RIAO-RDC y GRAIN, “Agro-colonialism in the Congo”, Op Cit.

13. Las declaraciones de concesiones están en el listado de documentos de Feronia para el Mercado de Valores de Toronto, 2010. Los documentos afirman que Feronia tiene contratos de arrendamiento de 56.000 ha que expira en 2018, de 1.955 ha que expira en 2017/19, de 7.500 ha que expira en 2020, y de 36.000 ha que expira en 2030.

14. Incluso el Informe de Valoración del Impacto Social de la propia Feronia de diciembre de 2015, afirma que las comunidades de la zona no conocen los límites de la tierra reclamada por Feronia. A partir de la página 117: “The lack of understanding of which land belongs to the Company and which to the non-worker communities has resulted in misconceptions and common belief that the Company is using land that it does not own”. Ver: http://www.feronia.com/uploads2/V2.%20Social%20Impact%20Assessment%20(Final).pdf

15. Ley número 73-021 del 20 de julio de 1973, http://www.droit-afrique.com/upload/doc/rdc/RDC-Loi-1973-21-regime-foncier-etsuretes-MAJ-1980.pdf

16. “Notificación sobre la conversión de títulos de propiedad territorial cubriendo las SR86, SR709 y el 12 en Basoko/PHC/Lokutu”, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

17. Comunicación personal con el Registro de la Provincia de Tshopo, junio de 2016.

18. “Acuso de recibo de la carta N. 304/2013/APM, AHO/LTU/FC”, septiembre de 2013, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

19. Ver: “Desiderata de la population de Yahuma face à la société PHC/Feronia area Lokutu”, 8 de marzo de 2015, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

20. “Plainte contre la Société PHC/Feronia à Lokutu”, 15 de septiembre de 2016, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

21. Ver: “Memo conflit entre la société PHC-Feronia, les ONG (RIAO-IHA) et les populations dans le territoire d’Ingende”, 20 de agosto de 2013, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

22. “CDC group response” publicado en la página web del Centro de Recursos de Business & Human Rights, septiembre de 2015, https://business-humanrights.org/it/node/127821

23. Luuk Zonneveld y Virginie Pissoort, “La Belgique doit-elle miser sur Feronia ?”, Défi Sud, agosto de 2016, https://www.sosfaim.be/wp-content/uploads/2016/09/defis_sud_accaparement_complet_num.pdf

24. El representante de DEG hizo estas declaraciones durante una discusión de expertos entre parlamentarios alemanes y la DEG en el Parlamento alemán, el 26 de septiembre de 2016.

25. Ver: https://www.deginvest.de/DEG-Documents-in-English/About-DEG/Responsibility/Investment-related-information/201512_Feronia_EN.pdf

26. El informe de Impacto Social de Feronia de diciembre de 2015 enumera numerosas quejas de los trabajadores de las plantaciones, como la falta de contratos de trabajo y que no se proporciona empleo permanente como requiere la ley (ver página 120): http://www.feronia.com/uploads2/V2.%20Social%20Impact%20Assessment%20(Final).pdf

27. Chris Arsenault, “Taxpayer funds save Congo plantation paying workers $1/day”, Reuters, 12 de noviembre de 2014, http://news.trust.org//item/20141112163534-sptur/

28. Ver el comunicado del CDC (septiembre de 2015): https://business-humanrights.org/en/dem-rep-of-congo-report-raises-concerns-about-land-grabs-inadequate-consultations-compensation-by-feronia-unilever
29. En una reunión de enero de 2016 con ONGs belgas, el CEO de Feronia y BOI de Bélgica revelaron que el acuerdo de financiación de BIO con Feronia en diciembre de 2015 requería a la compañía que aumentase los salarios a los trabajadores de las plantaciones al salario mínimo que hibiera establecido el 1 de enero de 2016.

30. “RDC: le Conseil national de travail plaide pour le réajustement du SMIG”, Radio Okapi, 1 de septiembre de 2015, http://www.radiookapi.net/2015/09/01/actualite/societe/rdc-le-conseil-national-de-travail-plaide-pour-le-reajustement-du-smig

31. Ver la respuesta de los líderes de la comunidad a los comunicados del CDC y Feronia, “Analyse réponse CDC et Feronia”, octubre de 2016, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

32. Fuentes de dentro de Feronia y el principal cliente de Feronia, Marsavco, dicen que Marsavco depende principalmente de aceite de palma importado de Malasia (stock régulier o “suministro regular”), y solo ocasionalmente compra a Feronia, con su aceite de palma categorizada como “stock irrègulier” (suministro irregular).

33. Según el informe sobre el Impacto Medioambiental y Social de la propia Feronia de diciembre de 2015: “salarios bajos y a veces retrasados causan que los trabajadores y sus familias adquieran necesidades básicas a crédito, a menudo a un alto interés, contribuyendo al ciclo de la pobreza” (p.150). http://www.feronia.com/uploads2/V2.%20Social%20Impact%20Assessment%20(Final).pdf

34. Los testimonios de los trabajadores indican que Feronia ahora proporciona a los trabajadores de la plantación su propio aceite de palma y jabón, los cuales produce en la plantación de Lokutu.

35. El representante del DEG hizo esta declaración durante una discusión de expertos entre parlamentarios alemanes y el DEG en el Parlamento alemán el 26 de septiembre de 2016.

36. Líderes de comunidades informan de que la gente que vive dentro de las concesiones de Feronia no tienen permitido tener en su posesión aceite de palma que no sea la suministrada por la compañía -haciendo así a las comunidades dependientes de la compañía para sus necesidades alimenticias. También mantienen que Feronia proporciona el aceite de palma y el jabón a los trabajadores al precio del mercado en Kinshasa, y no a una tarifa subsidiada, como ha afirmado la compañía.

37. Feronia reconoce sus obligaciones legales: “La legislación laboral en la RDC prohibe el uso a largo plazo de empleados casuales y las compañías están legalmente obligadas a empoear a personas de modo permanente si se incumplen dichas reglas”. Ver Feronia, “Response to GRAIN report”, agosto de 2015, https://business-humanrights.org/sites/default/files/documents/Feronia-response-to-grain-reportdrc-august-2015.pdf

38. Ver: “Accusé de réception de la lettre N. 304/2013/APM, AHO/LTU/FC”, septiembre de 2013; “Analyse réponse CDC et Feronia”, octubre de 2016; “Desiderata de la population de Yahuma face à la société PHC/Feronia area Lokutu”, 8 de marzo de 2015; “Memo conflit entre la société PHC-Feronia, les ONG (RIAO-IHA) et les populations dans le territoire d’Ingende”, 20 de agosto de 2013; y “Memo”, 15 de abril de 2016; todos disponibles en: https://www.grain.org/e/5560

39. Por ejemplo, en 2010 los cuatro principales gestores de Feronia se pagaron 1.5 millones de dólares en honorarios, aproximadamente 1.000 veces el salario medio anual de 4 trabajadores de sus plantaciones. Para un análisis de los salarios, tarifas y otros beneficios que se conocen, pagados a los ejecutivos de Feronia, ver: RIAO-RDC y GRAIN, “Agro-colonialism in the Congo”, Op Cit, y GRAIN, “Feeding the one percent”, 7 de octubre de 2014, https://www.grain.org/e/5048

40. Aquí están las palabras del francés original: “Feronia Inc. Services Ltd est une société de management ... qui fournit des services aux autres sociétés du groupe Feronia. Sa seule source de revenus est constituée des frais refacturés aux autres sociétés du groupe Feronia. Jusqu’à ce jour, ces montants refacturés n’ont pas été réglés en espèces et le financement des frais engagés par Feronia Inc. Services Ltd a été fourni par le fondateur”.

41. La única mención de las actividades de FISL se hace en los archivos de la Bolsa de Toronto sobre Feronia en 2010 en los que se afirma que FISL fue fundada en 2010 para adquirir e importar perticidas, algo que parece muy improbable y en desacuerdo con el comunicado de 2015 de Feronia Mais describiendo a FISL como una compañía de gestión.

42. El alegato de Feronia en el expediente de 2010 es que FISL se estableció en 2010 para comprar e importar plaguicidas. No obstante, en octubre de 2016, en una comunicación personal con GRAIN, el director ejecutivo de Feronia aseguró que FISL tiene un equipo de ocho personas que proporcionan servicios grupales al Feronia Group, y que éste “fue establecido originalmente en el Reino Unido para llevar a cabo las funciones que norían posibles en la RDC”.

43. Comunicación personal con GRAIN del director ejecutivo de Feronia, Xavier de Carnière, 26 de octubre, 2016.

44. Estos cargos por “provisión de servicios” (prestations de services) fueron hechos a PHC (400.000 $), a Feronia PEK (400.000 $), a Kimpese Agro Industrie (200.000 $) y a Bas-Congo Ferti sprl (10.000 $).

45. Ver: Informe financiero 2013 de Feronia JCA (Kinshasa), recuperado del registro de empresas de Kinshasa, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

46. El informe afirma que hay 25 empleados de la compañía y 20 empleados temporales, habiendo sido pagados los últimos solo unos 2.500 dólares en total por el año. El consultor es Denis Nkazi. Ver: Informe financiero 2013 de Feronia JCA (Kinshasa), recuperado del registro de empresas de Kinshasa, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

47. Comunicación personal de GRAIN como el director ejecutivo de Feronia, Xavier de Carnière, 26 de octubre, 2016.

48. Comunicación personal de GRAIN como el director ejecutivo de Feronia, Xavier de Carnière, 26 de octubre, 2016. 

49. Ver: “Traité relatif à la fusion - absorption de Feronia JCA Ltd SARL par Feronia RDC SARL”, 10 de diciembre de 2016, disponible en: https://www.grain.org/e/5560

50. El director general es Raymond Batanga, que también es Director de Operaciones de Feronia Inc.

51. En un comunicado de prensa anunciando su inversión inicial en Feronia en noviembre de 2013, el CDC escribió: “La inversión de CDC ayudará a la compañía a acelerar la restauración de sus plantaciones de árboles de aceite de palma, apoyará su programa de replantación y aumentará la producción eficiente… CDC proveerá este capital a largo plazo a Feronia, apoyando el crecimiento y el desarrollo para crear empresas sostenibles y con beneficios que sigan contribuyendo significativamente al empleo local y a las comunidades locales”. Ver: http://www.cdcgroup.com/Media/News/CDC-invests-US181m-in-agribusiness-in-the-Democratic-Republic-of-Congo/#sthash.IWGDFPP6.dpuf

52. “Los inquilinos del Edificio Royal advertidos para que desalojen”, ImmoRDC, 9 de noviembre de 2013, http://www.immordc.net/details_news.php?id=2170

53. Ver: https://wikileaks.org/plusd/cables/09KINSHASA453_a.html

54. Jason Burke, “Enfrentamientos en Kinshasa dejan 50 muertos, según grupos de la oposición de la DRC”, The Guardian, 20 de septiembre de 2016, https://www.theguardian.com/world/2016/sep/19/democratic-republic-congo-demonstrations-banned-police-killed-joseph-kabila-etienne-tshisekedi

55. Estas transacciones están documentadas en RIAO-RDC y GRAIN, “Agro-colonialismo en el Congo”, Op Cit, y GRAIN, “Alimentando al uno por ciento”, Op Cit.

56. Los comunicados de CDC (septiembre de 2015) y Feronia (Agosto de 2015) pueden encontrarse aquí: https://business-humanrights.org/en/dem-rep-of-congo-report-raises-concerns-about-land-grabs-inadequate-consultations-compensation-by-feronia-unilever

57. “Habitat : 833 000 ménages vivent dans des conditions inhumaines en RDC”, Radio Okapi, 5 de octubre de 2009, http://reliefweb.int/report/democratic-republic-congo/habitat-833-000-m%C3%A9nages-vivent-dans-des-conditions-inhumaines-en

58. Las comunidades de Bolesa y Bokola en el área de la plantación de Lokutu, por ejemplo, mantienen que los guardias (Gardes Industrielles) de PHC y la policía nacional mató a cuatro personas en casos separados entre 1986 y 2007 dentro de las plantaciones de PHC: la señorita Sophie Longanza en 1986, el hijo del señor Lomami en 1992, el señor Bwanga Ambito en 2006 y el señor Georges Bokuta Elambo en 2007.

59. “Reanudación de la actividad después de los enfrentamientos entre policías y la población en Lokutu”, Radio Okapi, 6 de octubre de 2010, http://www.radiookapi.net/actualite/2014/10/06/reprise-des-activites-apres-des-accrochages-entre-policiers-populations-lokutu

60. Ver: “Pétition contre société PHC/Feronia: Lokutu”, 8 de marzo de 2016; “Accusé de réception de la lettre N.304/2013/APM, AHO/LTU/FC”, septiembre de 2013; “Desiderata de la population de Yahuma face à la société PHC/Feronia area Lokutu”, 8 de marzo de 2015; “Analyse réponse CDC et Feronia”, octubre de 2016; y “Memo”, 15 de abril de 2016; todos disponibles en: https://www.grain.org/e/5560

blog comments powered by Disqus