La soberanía alimentaria a la venta

En los últimos diez años, las corporaciones del rubro de los alimentos se han ido apoderando de una porción de la torta cada vez mayor, con graves consecuencias para la cadena alimentaria completa. Los supermercados corporativos se están expandiendo más rápido en Asia que en cualquier otra parte del planeta. Y como los supermercados y sus cadenas de adquisiciones se expanden, se quedan con las ganancias de los sistemas alimentarios tradicionales —y se las sacan de las manos de los campesinos, de los productores de alimentos y los comerciantes en pequeña escala. Ejercen también una influencia creciente sobre lo que las personas comen y sobre cómo se produce la comida.

En los últimos diez años, las corporaciones del rubro de los alimentos se han ido apoderando de una porción de la torta cada vez mayor, con graves consecuencias para la cadena alimentaria completa. Los supermercados corporativos se están expandiendo más rápido en Asia que en cualquier otra parte del planeta. Y como los supermercados y sus cadenas de adquisiciones se expanden, se quedan con las ganancias de los sistemas alimentarios tradicionales —y se las sacan de las manos de los campesinos, de los productores de alimentos y los comerciantes en pequeña escala. Ejercen también una influencia creciente sobre lo que las personas comen y sobre cómo se produce la comida.

La soberanía alimentaria: 5 pasos para enfriar el planeta y alimentar a su gente

La Via Campesina y GRAIN explican cómo una redistribución mundial de tierras a los pequeños agricultores y las comunidades indígenas - en combinación con políticas de apoyo a los mercados locales y la agricultura ecológica - puede reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero a la mitad dentro de unas décadas, frenar significativamente la deforestación y satisfacer las necesidades de comida de la creciente población mundial.

La Via Campesina y GRAIN explican cómo una redistribución mundial de tierras a los pequeños agricultores y las comunidades indígenas - en combinación con políticas de apoyo a los mercados locales y la agricultura ecológica - puede reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero a la mitad dentro de unas décadas, frenar significativamente la deforestación y satisfacer las necesidades de comida de la creciente población mundial.

La solución al cambio climático está en nuestras tierras

Es imprescindible reconocerle a los campesinos y a las comunidades indígenas el control sobre sus territorios. Sólo así podremos enfrentar la crisis climática y alimentar a la creciente población mundial.

Es imprescindible reconocerle a los campesinos y a las comunidades indígenas el control sobre sus territorios. Sólo así podremos enfrentar la crisis climática y alimentar a la creciente población mundial.

Los acuerdos comerciales criminalizan las semillas campesinas e indígenas.

La práctica ancestral de guardar semillas se está convirtiendo en un acto criminal, lo que permite que media docena de grandes corporaciones multinacionales puedan transformar las semillas en propiedad privada y lucrar de ellas. GRAIN ha elaborado un conjunto de datos actualizados sobre la forma en que los llamados acuerdos de libre comercio están privatizando las semillas a través de todo el mundo.

La práctica ancestral de guardar semillas se está convirtiendo en un acto criminal, lo que permite que media docena de grandes corporaciones multinacionales puedan transformar las semillas en propiedad privada y lucrar de ellas. GRAIN ha elaborado un conjunto de datos actualizados sobre la forma en que los llamados acuerdos de libre comercio están privatizando las semillas a través de todo el mundo.

Biodiversidad 82 / 2014-4

Crece la zozobra continental por el creciente acaparamiento de tierras y la invasión territorial encendida por el extractivismo y la expansión agroindustrial e inmobiliaria. En este número Biodiversidad revisa el exilio garífuna y sus causas profundas, pero también revisamos los censos mundiales para indagar cuánta tierra tiene el campesinado y qué produce con ella. Insistimos en hablar del ataque a las semillas y también damos espacio para que los movimientos como YASunidos, hablen de si mismos. Pero pese a la zozobra, algo está cambiando. Una nueva ola de manifestaciones estudiantiles crece a nivel planetario. Es hora de hacerle justicia a nuestra juventud, el futuro que tenemos en las manos, el corazón y la garganta.

Crece la zozobra continental por el creciente acaparamiento de tierras y la invasión territorial encendida por el extractivismo y la expansión agroindustrial e inmobiliaria. En este número Biodiversidad revisa el exilio garífuna y sus causas profundas, pero también revisamos los censos mundiales para indagar cuánta tierra tiene el campesinado y qué produce con ella. Insistimos en hablar del ataque a las semillas y también damos espacio para que los movimientos como YASunidos, hablen de si mismos. Pero pese a la zozobra, algo está cambiando. Una nueva ola de manifestaciones estudiantiles crece a nivel planetario. Es hora de hacerle justicia a nuestra juventud, el futuro que tenemos en las manos, el corazón y la garganta.

Contando cuentos sobre la agricultura familiar

En los últimos 50 años, la asombrosa cantidad de 140 millones de hectáreas – el tamaño de casi toda la tierra agrícola en India – ha sido ocupada por cuatro cultivos industriales: soja, palma aceitera, raps o canola y caña de azúcar. Y esta tendencia se acelera cada vez más.

En los últimos 50 años, la asombrosa cantidad de 140 millones de hectáreas – el tamaño de casi toda la tierra agrícola en India – ha sido ocupada por cuatro cultivos industriales: soja, palma aceitera, raps o canola y caña de azúcar. Y esta tendencia se acelera cada vez más.

¿Cómo gasta la Fundación Gates su dinero para alimentar el mundo?

Desde que casi una década atrás la Fundación de Bill y Melinda Gates agregó a sus objetivos “alimentar al mundo”, ha canalizado la impresionante suma de tres mil millones de dólares hacia proyectos agrícolas, la mayor parte para mejorar la agricultura en África. Pero GRAIN analizó los registros de donaciones de la Fundación de la década pasada y llegó a otras conclusiones.

Desde que casi una década atrás la Fundación de Bill y Melinda Gates agregó a sus objetivos “alimentar al mundo”, ha canalizado la impresionante suma de tres mil millones de dólares hacia proyectos agrícolas, la mayor parte para mejorar la agricultura en África. Pero GRAIN analizó los registros de donaciones de la Fundación de la década pasada y llegó a otras conclusiones.

Comunicado de prensa: Sigue la caída de Karuturi

Karuturi Global Ltd, la multinacional india que hizo su fama en el mercado global de la industria de flores cortadas y que recientemente adquirió más de 300 mil hectáreas en Etiopía para producir alimentos para los mercados extranjeros, continúa su dolorosa e impresionante caída.

Karuturi Global Ltd, la multinacional india que hizo su fama en el mercado global de la industria de flores cortadas y que recientemente adquirió más de 300 mil hectáreas en Etiopía para producir alimentos para los mercados extranjeros, continúa su dolorosa e impresionante caída.

Leyes de semillas y otros pesares

Dedicamos este documento a todas las comunidades y organizaciones que con denuedo y mucho empeño han insistido en defender ese corazón de la vida misma, esa llave de la alimentación y la independencia que son las semillas nativas “patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad”.

Dedicamos este documento a todas las comunidades y organizaciones que con denuedo y mucho empeño han insistido en defender ese corazón de la vida misma, esa llave de la alimentación y la independencia que son las semillas nativas “patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad”.

Biodiversidad 81 / 2014-3

Tras celebrar los veinte años de publicar Biodiversidad, sustento y culturas, y los esfuerzos renovados de la Alianza Biodiversidad, publicamos la Declaración Latinoamericana por una Ciencia Digna, que desnuda las falsas premisas en que se basa la producción de transgénicos y sienta las premisas para una Unión de Cientificos Comprometidos con la Sociedad a nivel de América Latina. También abundamos en el acaparamiento desde varios frentes de las tierras en diversas regiones como un despojo planificado de los territorios, ahondamos en la necesidad de frenar las nocivas leyes de semillas  y los nuevos cultivos resistentes al plaguicida 2,4-D.

Tras celebrar los veinte años de publicar Biodiversidad, sustento y culturas, y los esfuerzos renovados de la Alianza Biodiversidad, publicamos la Declaración Latinoamericana por una Ciencia Digna, que desnuda las falsas premisas en que se basa la producción de transgénicos y sienta las premisas para una Unión de Cientificos Comprometidos con la Sociedad a nivel de América Latina. También abundamos en el acaparamiento desde varios frentes de las tierras en diversas regiones como un despojo planificado de los territorios, ahondamos en la necesidad de frenar las nocivas leyes de semillas  y los nuevos cultivos resistentes al plaguicida 2,4-D.

Comunicado de prensa: Hambrientos de tierra

Un boletín de prensa conjunto con La Via Campesina sobre el nueva informe, "Hambrientos de tierra", hace un llamado urgente para que la tierra vuelva a manos campesinas. La lucha por una genuina reforma agraría integral es parte fundamental de la lucha en pos de mejores sistemas alimentarios.

Un boletín de prensa conjunto con La Via Campesina sobre el nueva informe, "Hambrientos de tierra", hace un llamado urgente para que la tierra vuelva a manos campesinas. La lucha por una genuina reforma agraría integral es parte fundamental de la lucha en pos de mejores sistemas alimentarios.

Hambrientos de tierra: los pueblos indígenas y campesinos alimentan al mundo con menos de un cuarto de la tierra agrícola mundial

Los gobiernos y las agencias internacionales alardean con frecuencia de que los campesinos y pueblos indígenas controlan la mayor parte de la tierra agrícola mundial. Pero una nueva revisión de los datos, emprendida por GRAIN, revela que lo opuesto es lo cierto.

Los gobiernos y las agencias internacionales alardean con frecuencia de que los campesinos y pueblos indígenas controlan la mayor parte de la tierra agrícola mundial. Pero una nueva revisión de los datos, emprendida por GRAIN, revela que lo opuesto es lo cierto.

¡No toquen nuestro maíz! El sistema agroalimentario industrial devasta y los pueblos en México resisten

Con este libro, intentamos narrar la resistencia en México contra la imposición del maiz transgénico, algo inmerso en un contexto más amplio de defensa territorial, defensa de los bienes comunes —la tierra, el agua, las semillas, el bosque y los saberes. Esta amplia defensa nacional e internacional emprendida por comunidades rurales indígenas, campesinas, comunidades urbanas y organizaciones de la sociedad civil desembocó en el proceso de visibilidad, vinculación y sistematización que entraña el Tribunal Permanente de los Pueblos.

Con este libro, intentamos narrar la resistencia en México contra la imposición del maiz transgénico, algo inmerso en un contexto más amplio de defensa territorial, defensa de los bienes comunes —la tierra, el agua, las semillas, el bosque y los saberes. Esta amplia defensa nacional e internacional emprendida por comunidades rurales indígenas, campesinas, comunidades urbanas y organizaciones de la sociedad civil desembocó en el proceso de visibilidad, vinculación y sistematización que entraña el Tribunal Permanente de los Pueblos.

¡No toquen nuestro maíz! El sistema agroalimentario industrial devasta y los pueblos en México resisten

Con este libro, intentamos narrar la resistencia en México contra la imposición del maiz transgénico, algo inmerso en un contexto más amplio de defensa territorial, defensa de los bienes comunes —la tierra, el agua, las semillas, el bosque y los saberes. Esta amplia defensa nacional e internacional emprendida por comunidades rurales indígenas, campesinas, comunidades urbanas y organizaciones de la sociedad civil desembocó en el proceso de visibilidad, vinclación y sistematización que entraña el Tribunal Permanente de los Pueblos.

Con este libro, intentamos narrar la resistencia en México contra la imposición del maiz transgénico, algo inmerso en un contexto más amplio de defensa territorial, defensa de los bienes comunes —la tierra, el agua, las semillas, el bosque y los saberes. Esta amplia defensa nacional e internacional emprendida por comunidades rurales indígenas, campesinas, comunidades urbanas y organizaciones de la sociedad civil desembocó en el proceso de visibilidad, vinclación y sistematización que entraña el Tribunal Permanente de los Pueblos.

Soja 2,4-D: guerra a los campesinos

Dow Agrosciences propone nuevas variedades de soya que tendrán por resultado la aplicación de más millones de litros de herbicidas aun más tóxicos. Pero la resistencia sostenida crece en los cinco paises donde Dow busca su aprobación legal conforme se denuncian los impactos de las tecnologías de modificación genética y se develan las falacias que han permitido su despliegue.

Dow Agrosciences propone nuevas variedades de soya que tendrán por resultado la aplicación de más millones de litros de herbicidas aun más tóxicos. Pero la resistencia sostenida crece en los cinco paises donde Dow busca su aprobación legal conforme se denuncian los impactos de las tecnologías de modificación genética y se develan las falacias que han permitido su despliegue.