Alimentando al 1 por ciento Download PDF Document Tools

Document Tools

Author: GRAIN
Date: 22 December 2014
Translations: Français and English
Short URL: /e/5112

Download PDF version (1.53 MB)

Print article



GRAIN | 22 December 2014 | Reports

Desde la crisis alimentaria global del año 2008, ha habido una inversión masiva del sector privado en la agricultura. Una mayor cantidad de dinero destinado a la agricultura significa más innovación y modernización, más puestos de trabajo y más alimentos para un planeta hambriento, según el G8, el Banco Mundial y los propios inversionistas corporativos.

¿Pero se logra esto? Al observar las inversiones realizadas por el multimillonario de la India, Chinnakannan Sivasankaran —uno de los más activos actores del sector privado en la carrera global por adquirir tierras— emerge un cuadro preocupante de lo que ocurre cuando el financiamiento especulativo se traslada a la producción de alimentos.

Desde el 2008, el Grupo Siva y su gran cantidad de subsidiarias han comprado la participación en cerca de un millón de hectáreas de tierras en América, África y Asia, sobre todo para la plantaciones de palma aceitera. Actualmente, en el papel, es uno de los mayores propietarios de tierras agrícolas del mundo.

El Clan Jogbahn ha persuadido al gobierno de Liberia de que reconozca su derecho a rechazar la invasión de sus tierras. (Foto: Cargo Collective) Pero Sivasankaran también es un acaparador de tierras y un evasor de impuestos. Como la mayoría de los inversionistas transnacionales en agricultura, sus inversiones las canaliza a través de una red de empresas fantasma establecidas en paraísos fiscales en el extranjero. Las compañías en las cuales posee participación están involucradas en dudosos negocios de tierras y en esquemas de sobornos, y parece estar más preocupado de hacer llegar generosos pagos a los bolsillos de sus directores, que de producir alimentos.

El alarmante efecto secundario de este tipo de inversiones es la mercantilización de la tierra y la marginalización de las comunidades que viven de ella. Donde quiera que el Grupo Siva y sus semejantes vayan, se aseguran por cualquier medio necesario la propiedad de grandes extensiones de tierra —a menudo sin el válido consentimiento de las comunidades afectadas. Luego, utilizan estas tierras para obtener dinero efectivo y créditos para hacer nuevos negocios.

Hasta ahora, los gobiernos han hecho poco o nada para proteger a sus pueblos de esta nueva oleada de inversión predadora. Sus esfuerzos se han enfocado más en proporcionar garantías e incentivos a los inversionistas, junto con proponer solamente directrices voluntarias para mantener la responsabilidad corporativa bajo control. La puerta es ancha para los actores financieros como Sivasankaran, para que acaparen la tierra y obtengan rápidamente ganancias, debilitando en este proceso, a los sistemas alimentarios y a los medios de subsistencia de los campesinos.

Apostándole al super-ciclo de las mercancías

Sivasankaran amasó su fortuna, estimada en 4 mil millones de dólares, a partir de las redes telefónicas móviles, servicios de internet de banda ancha y la venta de PCs con descuento en India. Pero actualmente está más interesado en mercancías de exportación (commodities).

Él cree en un super-ciclo de las mercancías internacionales, en el cual el crecimiento de la población y de la economía impulsará una demanda creciente por recursos naturales y mercancías agrícolas, presionando al alza los precios globales. Y cree que África será la principal fuente de materias primas y procesadas para satisfacer esta creciente demanda. De manera que es hacia allá donde está volcando la mayor parte de su dinero – comprando líneas navieras, reservas de gas y petróleo, yacimientos y plantaciones.1

Cuando comenzó a involucrarse en la agricultura, Sivasankaran compró unos campos de olivos en la Provincia de Catamarca en Argentina y comenzó a contratar producciones de pepinillos en India, pero su atención principal es el aceite de palma.2 Como éste es el aceite vegetal más barato del mundo, siempre existe una alta demanda para elaborar productos como alimentos procesados, cosméticos y biocombustibles. La demanda es particularmente fuerte en el país de nacimiento de Sivasankaran, India, la cual, en sólo una década y media, ha pasado de ser un consumidor marginal al mayor mercado de aceite de palma del mundo.3

Sivasankaran comenzó invirtiendo en plantaciones de aceite de palma poco después de la crisis de precios de alimentos en los años 2007-2008. Compró acciones en varias compañías procesadoras de aceite vegetal de India, como Ruchi Soya y SK Oils, las cuales fueron incursionando hacia las plantaciones de palma aceitera. Luego estableció su propia compañía de palma aceitera y se involucró en el negocio mucho más a fondo.

De isla en isla

Las inversiones de Sivasankaran se canalizan a través de una compleja red de paraísos fiscales fuera de la India. El dinero se mueve a través de estas dos compañías hacia otras dos jurisdicciones más en el extranjero y eventualmente hacia las compañías efectivamente establecidas para apropiarse de tierras y plantaciones de palma aceitera. La Figura 1 proporciona una detallada visión acerca de cómo están estructuradas las inversiones agrícolas de Sivasankaran.

Figura 1 (Clic para ver gráfico aumentado) En varios países, Sivasankaran eligió comprar o tener una participación importante en empresas de plantaciones de palma aceitera ya existentes. Este es el caso en Liberia, Sierra Leona, Costa de Marfil y la República Democrática del Congo (RDC). En la mayoría de estos casos, las compañías que compra son oscuras entidades establecidas por personas provenientes de la minería o de la industria maderera. Tienen poca o ninguna experiencia en agricultura – pero tienen las conexiones políticas necesarias para obtener los derechos de operación sobre extensas áreas de tierra. Careciendo de capacidad técnica o de los capitales requeridos para operar plantaciones a gran escala, estas compañías necesitan patrocinadores como Sivasankaran que entreguen financiamiento para mantenerlos a flote hasta que puedan vender sus operaciones a actores mayores.

En Camerún, sin embargo, Sivasankaran estableció su propia compañía de plantación de palma aceitera y controla totalmente el proceso de adquirir tierras y establecer operaciones. También se está moviendo en esta misma dirección en Papúa Nueva Guinea e Indonesia, donde tiene el control total de las subsidiarias. También en Sierra Leona, donde estableció dos de sus propias compañías y adquirió el 95% del control sobre otra. Incluso, Sivasankaran señaló que está incluso estudiando las proyecciones de la palma aceitera en Belice, donde estableció una subsidiaria.4

La construcción de un imperio

Un gerente del Grupo Siva indicó que su objetivo a corto plazo es tener control sobre un total de 200 mil ha de tierra cultivable en cada uno de al menos cuatro países en África y otras 200 mil ha en Papúa Nueva Guinea.

Sivasankaran, a través de sus asociaciones y grupos de inversión, ya ha cerrado negocios que cubren cerca de 600 mil ha, un área de tierra comparable a las posesiones de la mayor corporación del sector del aceite de palma. Sime Darby, el mayor cultivador de palma aceitera, tiene 860 mil ha y Wilmar, el mayor productor de aceite de palma del mundo, tiene 331 mil ha.5

Tabla 1 (Clic para ver gráfico aumentado) Sin embargo, solamente un pequeño porcentaje de las tierras de las compañías que Sivasankaran ha adquirido, están limpias y plantadas con palma aceitera. La mayoría aún está conformada por granjas y bosques que pertenecen a las comunidades locales —muchas de las cuales, si acaso tienen idea de los negocios de tierras de Sivasankaran, no tienen intención de permitirle operar ahí a sus compañías. Aún más, en una revisión más de cerca, el llamado “banco de tierras” de Sivasankaran (un término usado comúnmente por las empresas de palma aceitera para referirse a la tierra tanto plantada como aún sin plantar sobre la cual adquirieron los derechos) – está lejos de estar garantizado, ya que existen serias dudas acerca de la legalidad de sus negocios. También hay cuestionamientos acerca de si las compañías que controla tienen la real intención de desarrollar las tierras sobre las que han tomado control. La mayoría de estas compañías han fracasado en producir suficiente alimento o incluso en obtener ganancias; pero han sido muy útiles para mover dineros y deudas, y pagarle a sus directores salarios considerables.

Negocios sobre tierras en disputa y pagos encubiertos en Liberia

Sivasankaran hizo su jugada en la industria de la palma aceitera de Liberia al comprar acciones de la compañía inglesa Equatorial Palm Oil (EPO) Ltd. El Grupo Siva comenzó comprando acciones en EPO en 2010 y en el 2013 ya había obtenido efectivamente el control, a través de un 36,7% de participación y una empresa conjunta y en partes iguales con EPO, establecida en Mauricio, llamada Liberian Palm Developments Ltd, a la que se le traspasó las concesiones de tierra de EPO en Liberia.6

En abril de 2011, los medios de Liberia informaron que el director de EPO, Peter Bayliss le entregó a la presidenta Sirleaf un sobre con un cheque por 25 mil dólares durante un evento público en una visita al sitio de la concesión (Foto: Frontpage Africa EPO adquirió dos grandes concesiones de tierra, de empresas en Liberia, para el desarrollo de la palma aceitera. La primera, basada en antiguas plantaciones en Butaw, fue adquirida por EPO cuando el 21 de agosto de 2006 tomó el control de Liberian Forest Products Inc. (LFPI). En ese momento, EPO era una pequeña compañía conocida como Nardina Resources PLC, establecida el año anterior por un grupo de inversionistas de la industria minera de Londres. La compañía afirmó que la adquisición de LFPI le daba derechos sobre 700 mil ha de tierra en Liberia —equivalentes a cerca del 6% de la tierra total del país. Nardina cambió entonces su nombre a Equatorial Biofuels PLC y luego otra vez a EPO y se dio a sí misma un nuevo mandato como compañía de aceite de palma.

Muy poco se sabe acerca de LFPI o de cómo podría haber adquirido los derechos sobre la inmensa superficie de tierra, en un momento cuando el país recién salía de una brutal guerra civil y aún estaba gobernada por el Gobierno de Transición Nacional.7 Los documentos de divulgación sobre su cotización en la bolsa de valores AIM de Londres en 2010, muestran que pagó, por la compra de LFPI, 1 millón 555 mil libras esterlinas en acciones y dinero efectivo. Este pago fue hecho a dos compañías extranjeras, Kamina Global Ltd de las Islas Vírgenes Británicas y Subsea BV de Liberia, las cuales poseían un 50% de LFPI cada una. Documentos obtenidos de los registros de negocios de estas dos compañías no revelan quienes son los reales propietarios.8

Cuando EPO adquirió LFPI, el contrato estuvo bajo revisión por la Comisión de Compra y Concesión Pública de Liberia. Concluiría que el acuerdo contenía “grandes irregularidades e incumplimientos de la ley” y la compañía fue forzada a re-negociar. LFPI, a esas alturas propiedad de EPO, firmó un nuevo contrato con el gobierno en 2008, esta vez abarcando mucho menos tierra que la que originalmente la compañía había anunciado, una concesión de 55.000 ha en Butaw, aún de valor y muy disputadas.

El Clan Jogbahn ha persuadido al gobierno de Liberia de que reconozca su derecho a rechazar la invasión de sus tierras. (Foto: Cargo Collective) La segunda concesión adquirida por EPO fue en el Condado de Grand Bassa. Esa concesión tiene una larga y controvertida historia que se remonta a 1966 cuando 14 mil ha fueron asignadas a una compañía de Liberia de propiedad del hombre más rico de los Estados Unidos, J. Paul Getty, sin la consulta a los pueblos locales.9 Getty no llegó muy lejos con el desarrollo de plantaciones antes de vender la tierra en 1980 a Joseph Jaoudi, el hijo de uno de los hombres de negocio más ricos de Liberia y amigo familiar cercano de la actual presidenta liberiana, Ellen Johnson Sirleaf. El también tuvo problemas para llevar a cabo la plantación. Para la fecha en que el acuerdo de arriendo terminó en 2006, sólo un tercio de las tierras había sido limpiada.

Pero en vez de abandonar el acuerdo de arriendo, Jaoudi realizó una jugada para tomar el control de mucho más tierras. En 2007, transfirió la concesión a una compañía recién creada, llamada LIBINCO, cuyos propietarios incluían a Jaoudi y a John Bestman – el ex presidente del Banco Central de Liberia, dos veces ministro de hacienda y el líder de la campaña presidencial de la Presidenta Ellen Johnson Sirleaf en 2005.10 LIBINCO pudo renovar el acuerdo de arriendo con el Gobierno de Liberia y renegociar los términos, dándole a LIBINCO 20 mil ha de tierra adicionales – otra vez, sin una consulta con la población afectada. A cambio, la compañía prometió desarrollar un esquema de contratación de productores para la mitad de las nuevas tierras e invertir más de US$5 millones dentro de los siguientes 4 años.11

Sin embargo, menos de un año más tarde, en febrero de 2008, LIBINCO dio un giro y vendió la concesión a EPO, con lo cual Jaoudi, Bestman y sus desconocidos socios, recibieron 3 millones 134 mil de libras esterlinas en dinero efectivo y acciones de EPO.12

Jaoudi, Bestman y los desconocidos propietarios de Kamina Global and Subsea BV se llevaron al bolsillo millones de dólares simplemente por entregar los permisos de tierra a EPO. Y los fundadores y directores de EPO también lograron lo suyo. Mientras EPO tenía pérdidas multimillonarias en cada año de operación y solamente pudo poner en operación una pequeña fracción de sus concesiones de tierra, sus directores habían sido remunerados con grandes sueldos. En 2010, con EPO registrando pérdidas de de US$4,4 millones y aún sin recuperar ganancias, los tres más altos ejecutivos de la compañía inglesa recibieron un pago combinado de US$513.000, lo cual no incluye la compensación adicional basada en acciones.

A Sivasankaran no parece haberle ido tan bien. En 2013, después de invertir al menos 50 millones de dólares de en la compañía, el Grupo Siva obtuvo dinero efectivo de EPO, vendiendo todos sus intereses en las operaciones de EPO en Liberia al gigante de aceite de palma de Malasia, KL Kepong (KLK) en lo que fue, probablemente, una pérdida de varios millones de dólares. ¿Pero tal vez su inversión en EPO fue algo más que los precios de las acciones? En 2011, la empresa conjunta de Sivasankaran con EPO, ubicado en Mauricio, le entregó a su subsidiaria en Malasia un préstamo de 10 millones de dólares que él usó para financiar la adquisición de la concesión de 110 mil ha de palma aceitera en Papúa Nueva Guinea.13

La otra cara brillante para Sivasankaran es que la venta a KLK lo mantuvo fuera de lo que está convirtiéndose en un violento y creciente conflicto sobre las concesiones de tierra de EPO. La situación es especialmente tensa el Palm Bay Estate, donde EPO ha estado tratando de expandir sus plantaciones. El Clan Jogbahm, que vive en estas tierras, dice que nunca fue consultado sobre la creación de la concesión de 34.500 ha. Su oposición al desbroce de nuevas áreas y al estudio de tierras, tuvo como respuesta el despliegue de una unidad de policía paramilitar.

Pero continuaron resistiendo y a comienzos de 2014, la presidenta de Liberia prometió que a la compañía no se le permitiría expandirse en las tierras de la comunidad. EPO continúa realizando estudios en las tierras del Clan, preparando el desbroce para la plantación.14

Armas en alquiler en Sierra Leona

Uno de los primeros inversionistas en las operaciones de EPO en Liberia, fue el buscador de oro Daniel Betts. Él es heredero de una compañía inglesa de metales preciosos y propietario de 700 mil ha de concesiones de tierra en Liberia, en este caso, destinadas a la minería de oro.15

Bett también estuvo activo en la vecina Sierra Leona. En 2008, él y otros pocos inversionistas de Londres, establecieron la compañía Aristeus Palm Oil y pronto tuvieron éxito al obtener una gran inversión de parte de Angad Paul, hijo del magnate de los negocios y miembro del Partido Laboral inglés, Sir Lord Paul. El nombre de la compañía se cambió entonces a Sierra Leone Agriculture (SLA) y fue registrada nuevamente en el paraíso fiscal de Luxemburgo.16 Paul llegó a ser director, así como lo fue Tim Collins, un célebre ex teniente coronel a cargo de las Fuerzas Especiales del Reino Unido en Sierra Leona en 2000 y en Irak en 2003.17

SLA contrató como gerente a Kevin Godlington, otro veterano del ejército del Reino Unido con experiencia en Sierra Leona, e inmediatamente lo envió al país para buscar tierras. El primer negocio de Godlington fue un acuerdo de arriendo en 2010, con el Jefe Supremo de Bureh Kasseh Maconteh Chiefdom en el Distrito de Port Loko, que le entregó a la subsidiaria liberiana de SLA, Sierra Leone Agriculture Limited, 42 mil ha de tierra para plantaciones de palma aceitera.18

En los años siguientes, Godlington firmó una serie de acuerdos de arriendo con varias comunidades en Sierra Leona a nombre de diferentes compañías.

Sallay Koroma fue forzado a sacar a dos de sus tres hijos de la escuela tras de perder su tierra a causa de la compañía Sierra Leone Agriculture, que ahora le pertenece a Siva. (Foto: Joan Baxter) Entrevistas posteriores, realizadas por investigadores a miembros de comunidades cuyas tierras habían sido arrendadas bajo los acuerdos con Godlington, revelan que la mayoría de los miembros de las comunidades desconocían los detalles de los contratos. A menudo eran presionados por los jefes supremos para aceptar los acuerdos o por promesas de beneficios que no se cumplieron. En una reunión donde se firmó un acuerdo de arriendo con SLA, los miembros de la comunidad señalan que a las mujeres y a los jóvenes no se les permitió hablar y que ellos sólo acordaron entregar a la compañía una pequeña porción de tierra, que más tarde reclamaron. De acuerdo a los entrevistados, solamente los Jefes Supremos, miembros del parlamento y “las personas blancas” sabían que el acuerdo abarcaba todas su tierras.19

Cada compañía para las cuales Godlington logró acuerdos de arriendo están registradas en la misma dirección en Freetown.20 Esta dirección pertenece a la oficina jurídica de B&J Partners, la que está a cargo de Chernor Bah y Alpha Jalloh, dos de los más poderosos jóvenes de Sierra Leona, con estrechas conexiones con el presidente del país, Ernest Koroma. Bah, también conocido como Chericoco, es Vicepresidente del Parlamento y Presidente del Comité de Minas y Minerales del Parlamento, donde ha hhecho una feroz defensa de las compañías mineras extranjeras.21 Los documentos de la compañía indican que posee un 1% de Sierra Leone Agriculture Ltd.22

En 2010, el grupo Siva compró SLA y sus cuestionables acuerdos de arriendos de tierra de Paul, Collins, Betts, Bah y los otros accionistas. Fuentes internas señalan que Siva pagó 5 millones de dólares en una negociación por un paquete que también incluyó African Oil Palm Limited, una compañía con 39 mil ha en acuerdos de arriendo en Pujehun.

Las comunidades afectadas se enteraron de la venta sólo después de los hechos. “Eso nos pone tristes, enojados y disgustados”, señaló un miembro de la comunidad del área afectada por el contrato con SLA.23

(Leyenda de la foto: Sallay Koroma, padre de tres hijos en la comunidad de Bantoro, en las tierras entregadas a Sierra Leone Agriculture, ha sacado de la escuela a dos de sus hijos, porque su tierra ha sido tomada por la empresa, ahora de propiedad de Siva. Uno de ellos, Mohamed Kamara de 17 años continuó en la Escuela Secundaria en 2011/2012, pero su padre no pudo pagar la matrícula sin el ingreso que recibía de su finca. Él dice, “Yo heredé esta tierra, era tierra de la familia”)

SLA no es la única vía que Sivasankaran tiene para adquirir tierras en Sierra Leona. Junto con comprar SLA, creó una subsidiaria y contrató al empresario holandés Willem Tijssen para encontrar y adquirir tierras en el país.

“Willem, básicamente, conoce Sierra Leona mejor que nosotros”, dice Gagan Pattanayak, Gerente General del Grupo Siva. “Él tenía algunas conexiones con los jefes y pueblos locales de manera que su idea fue ir a diferentes territorios. La primera vuelta fue hecha realmente por Willem y yo. Yo hacía una inspección visual de la tierra y tomaba parcelas y nos sentábamos con las personas. El papel de Willem fue asegurar que obtuviéramos la tierra.”24

Hasta el momento, Tijssen ayudó al Grupo Siva, a través de su subsidiaria Biopalm Energy, a lograr dos acuerdos de arriendos que cubren casi 60 mil ha en el Distrito de Pujehun y los está ayudando a negociar otros tres en los Distritos de Bo y Kanema.

Tiijssen es una figura polémica, que es cercana John Bestman, quien tiene gran cantidad de conexiones políticas liberianas, y quien estuvo involucrado en la negociación de LIBINCO con EPO en Liberia. Juntos Tijssen y Bestman son propietarios de la compañía liberiana Mano Properties & Investment Inc, la que dice tener derechos sobre 400 mil ha en Liberia, Sierra Leona y Guinea.25

Un documental hecho de manera encubierta, realizado por el cineasta Danés Mads Brügger, desenmascaró el papel de Willem Tijssen y John Bestman en conseguir, mediante pagos en dinero, acceso a políticos liberianos por parte de empresarios europeos. 26 En este caso, ellos hicieron los arreglos para que Brügger, haciéndose pasar por traficante de diamantes, fuera nombrado Cónsul Honorario ante la República Central de África, de manera que pudiera contrabandear más fácilmente diamantes fuera del país.27

Costa de Marfil: el negocio de tierras que nunca fue

Una de las razones por la que Sivasankaran decidió invertir en plantaciones de palma aceitera en Costa de Marfil, fue debido al acceso a la tierra. El Gerente General del Grupo Siva, Gagan Pattanayak dice que el proceso para adquirir tierras en Costa de Marfil es mejor que en otros países de África.

“Si usted va a Liberia, el gobierno liberiano le emite una concesión, los pueblos locales no están de acuerdo, el presidente del país les dice que el presidente está de acuerdo de manera que ellos deben estar de acuerdo. Si va a Camerún, de igual manera, es básicamente el gobierno el que le da la tierra” señala Pattanayak. “Es mucho mejor en Costa de Marfil. Ellos tienen, de hecho, un sistema completo, porque en Costa de Marfil no puedes tener tierras si la tienes ociosa; la mayoría de la tierra está bajo uso colectivo. Creo que ahí hay un sistema apropiado de títulos.”28

En parte, Pattanayak está en lo correcto. Hay muy poca tierra agrícola ociosa en Costa de Marfil y si, hay un sistema de títulos individuales sobre la tierra. Pero el sistema de títulos es altamente disfuncional y la propiedad de la tierra en Costa de Marfil es tan complicado como políticamente sensible, como en cualquier otra parte de África. En la mayoría del país hay tensión entre familias consideradas nativas en el área y otras que han migrado desde otros lugares. Los migrantes arriendan tierra o se les asigna tierra, la cual han cultivado por muchos años – en algunos casos por varias generaciones. En este contexto, cuando los conflictos por la tierra estallan pueden ser explosivos, como se ha visto en la violencia posterior a la elección en 2010 – 2011. El reciente interés por la tierra por parte de corporaciones extrajeras, las que han sido alentadas por el gobierno, sólo ha exacerbado los conflictos por la propiedad y el acceso.

El punto de entrada de Sivasankaran a este frágil contexto, ha sido a través de la sociedad con DekeOil, una compañía de aceite de palma establecida en Chipre, fundada por el empresario israelí Youval Rasin y el conglomerado israelí de su familia, el grupo Rina. En 2008, el Grupo Siva y DekelOil formaron una empresa conjunta registrada en Chipre, llamada CS DekelOil Siva Ltd, 49% de propiedad del grupo Siva y 51% de propiedad de DekelOil, la cual controla todas las posesiones de tierra de las dos compañías en Costa de Marfil.

Siva afirma haber adquirido hasta ahora 1.866 ha de plantaciones de palma aceitera y haber firmado tres acuerdos, por separado, con cooperativas, pequeños agricultores y propietarios locales de tierra, que le darán a la compañía derechos de arriendo por otras 27.000 ha en los alrededores de Ayenouan y 24 mil ha en Guitry una vez que estén totalmente implementados.29

Los contratos en Costa de Marfil son diferentes de las concesiones de Sivasankaran en otras partes. A través de sus acuerdos con las cooperativas en Ayenouan, DekelOil apoya a los miembros de las cooperativas participantes para que obtengan títulos individuales sobre la tierra y luego le arrienden sus tierras a DekelOil y le cedan a la compañía los derechos exclusivos sobre la producción de aceite de palma. A cambio, DekelOil acuerda pagarles un porcentaje de las ganancias netas derivadas del aceite de palma que produzca en sus tierras.

Una situación similar se puede revelar en la zona de Guitry, donde CS DekelOil indica que se expandirá pronto. La compañía afirma que ya tiene asegurados los derechos sobre 24.000 hectáreas de tierra en el área, adecuadas para el desarrollo del aceite de palma. Lincoln Moore, el Director Ejecutivo de DekelOil, señala que estos derechos están basados en un acuerdo de abril de 2011 con una compañía local llamada Ivoire Agro Developpement (IVAD).30 DekelOil sostiene que IVAD firmó antes un acuerdo, en 2001, con las dos familias que poseen estas tierras, bajo el cual “IVAD debía encontrar un inversionista para desarrollar la tierra a cambio de 2 mil ha de tierra” y se les concedía “el derecho de ofrecer el uso de la tierra a terceras partes”. IVAD y DekelOil, en consecuencia, firmaron acuerdos, entregando tierras a DekelOil bajo un acuerdo de arriendo por 50 años, incluyendo las 2 mil ha de IVAD, a cambio de una serie de pagos a IVAD totalizando 1 millón 500 mil euros.31

Los propietarios de IVAD no son los únicos que están sacando millones de las cuentas de DekelOil. Los directores de la compañía, gerentes y numerosos consultores, gerentes de relaciones públicas y consejeros financieros, se embuchan la gran mayoría de sus gastos anuales. En 2010, los gastos administrativos de la compañía superaron sus gastos operativos por un increíble factor de casi 10:1 – 2.3 millones de euros versus 242 mil euros.32

Youval Rasin, Gerente General de DekelOil y el mayor accionista, tiene derecho a un bono de 50.000 euros y a un sueldo anual de 240 mil euros , ahora que el primer molino está operativo. Las compañías que controla a través del Grupo Rina, también recibieron pagos por sobre 150 mil euros, por año, de parte de DekelOil, por el espacio de oficinas en Abidjan e Israel, mientras que otra subsidiaria del grupo Rina, Starten Ltd, recibe pagos regulares de parte de DekelOil, los que no son claramente contabilizados en los estados financieros de la compañía: 50 mil euros en 2010, 141 mil euros en 2011 y 80 mil euros en 2012.

Con todo el dinero en efectivo que sus directores y consultores extranjeros le cuestan a la compañía, es difícil imaginar que DekelOil alguna vez obtendrá ganancias en Costa de Marfil. Y si fuera así, estas ganancias no serán gravadas con impuestos. En marzo de 2014, el Gobierno de Costa de Marfil concedió a la compañía una exención de impuestos, por 13 años, sobre las ganancias de su molino de aceite de palma.33

Los derechos sobre las tierras de Guitry fueron esenciales para que DekelOil capitalizara en la bolsa de comercio de AIM y han sido destacados en los comunicados de la compañía, como una base para la expansión de sus operaciones.34

Pero cuando GRAIN habló con las autoridades locales en Guitry y los representantes de las dos familias dueñas de las tierras, negaron, muy molestos, haberle cedido derechos sobre sus tierras a DekelOil. Ellos señalaron que las discusiones con DekelOil si habían tenido lugar, pero que habían rechazado la oferta de la compañía. Además, los miembros de la familia indicaron que nadie en sus familias había negociado alguna vez un contrato con IVAD.

“No se ha firmado documento oficial alguno, de ningún tipo, que pudiera cederle derechos a DekelOil sobre nuestras tierras”, indicó Titikpeu Adolphe, de la aldea de Tiegba, donde DekelOil afirma tener derechos sobre las tierras. “Nuestra familia rechaza cualquier reclamo que DekelOil o IVAD hagan para tener los derechos sobre nuestras tierras.”

GRAIN no pudo confirmar esto con IVAD, ya que no hay información de contacto para la compañía y no hay oficinas en la dirección donde la compañía está registrada.

Un conflicto inminente con el pueblo Bagyeli en Camerún

Cazadores Bagyeli (Foto: Mecenova) Sivasankaran opera en Camerún a través de su subsidiaria local, Palm Resources Cameroon Limited, que es de propiedad de Biopalm Energy Ltd.

En 2011 el Grupo Siva firmó un Memorando de Entendimiento con el Gobierno de Camerún en el cual el gobierno acordó proporcionarle 200.000 ha para plantaciones de palma aceitera en el Departamento del Oceáno. Biopalm señala que el Gobierno, en consecuencia, identificó dos parcelas iniciales de 3 mil 348 ha y 21 mil 552 ha en la subdivisión de Lokoundje, para que la compañía las desarrolle. Biopalm obtuvo la firma provisional de un acuerdo de arriendo por 3 años, por decreto presidencial, el 28 de marzo de 2012 por la parcela más pequeña, y la compañía dice que aún está en el proceso de demarcar las tierras para la segunda parcela.35 Pero la tierra está dentro de los territorios del pueblo indígena Bagyeli, quienes sostienen que no entregaron su consentimiento y han presentado una petición colectiva en contra del proyecto.36

Cleptomanía en el Congo

Otra compañía en la cual Sivasankaran ha puesto dinero, Feronia Inc, ejemplifica la nueva era de inversión en agricultura en África, que estalló con la crisis de precios de los alimentos en 2008. Liderado por el “niño prodigio” de las finanzas, proveniente de Toronto, Feronia de Canadá apuntó a revitalizar la agricultura africana mediante el enlace del dinero de los sofisticados mercados financieros actuales, con los ruinosos proyectos agrícolas de una época colonial ya pasada.

“Feronia tiene el potencial para reproducir la revolución agrícola que ha ocurrido en Brasil durante los últimos 30 años,” afirma su Gerente Ravi Sood, después que la compañía hizo su primera inversión en tierras agrícolas en África en 2009.

Mapa que muestra la locación de las plantaciones de Feronia en RDC. (Feronia) Sivasankaran fue uno de aquellos que se tragaron la magia de Feronia. En 2010, hizo una importante inversión en la compañía, gastando millones para tomar un 8.6% de las acciones. Poco después, Feronia se hizo pública en la Bolsa de Comercio de Toronto.37

Pero el brillo de Feronia no duró mucho. En el 2014, sus acciones casi no tenían valor, Sivasankaran dejó la compañía en forma silenciosa y las instituciones de desarrollo financiero de Europa han intervenido para recoger los pedazos en lo que, efectivamente, equivale a un rescate.

¿Qué salió mal? Sood era el preferido del distrito financiero de Toronto y la estrella emergente de la prestigiosa casa de inversiones Lawrence & Co. Era especialmente conocido por sus contactos internacionales en el sector de los recursos. A la edad de 32, estaba a la cabeza de una de las principales subsidiarias de Lawrence & Co, Lawrence Asset Management (LAM) y era responsable de varios fondos administrados por LAM destinados a los mercados emergentes. Sood utilizó uno de estos fondos, TriNorth Capital, para financiar Buchanan Renewable Energies Inc, una compañía que él y otro socio de LAM, Joel Stickland, fundaron en 2006 para exportar a Europa astillas de madera de árboles de caucho de plantaciones abandonadas en Liberia, para producción de energía a partir de biomasa.

No obstante, tras dos años en operaciones, la compañía se metió en problemas. Se informó que los rollizos estaban apilados y pudriéndose en el puerto liberiano de Buchanan y las pérdidas se estaban acumulando aún más rápido —alcanzando 5 millones 800 mil dólares en 2007. Sólo un préstamo puente por 5 millones de dólares y la generosa oferta de compra de parte de un multimillonario filántropo canadiense y amigo del presidente de Liberia, salvó a Buchanan del colapso y permitió que TriNorth pudiera salir sin pérdidas.38

Después de hacer caja con Buchanan en mayo de 2008, Sood logró la ayuda de James Siggs, quien también ayudó a formar Buchanan. Siggs se embarcó en la caza de otra posible inversión en África de los fondos administrados por Sood a través de LAM, esta vez destinada a la agricultura. Siggs, un consultor del Reino Unido en proyectos agrícola a gran escala en el extranjero, que había trabajado para Unilever, diseñó un negocio para apropiarse de las plantaciones de palma aceitera de Unilever en la República Democrática del Congo (DRC).39

El negocio fue hecho por intermedio de una compañía de las Islas Caimán llamada Feronia Inc, que Sood creó en 2008, impulsada con más de US$6 millones en efectivo, tomados de los fondos administrados por LAM.40

En septiembre de 2009, Feronia Inc adquirió el 76% de Plantations et Huileries du Congo SARL (PHC) por 3 millones 854 mil 551 dólares perteneciente a una compañía del grupo Unilever41. El gobierno de DRC retuvo su 24% de participación en la compañía.

Sood entonces recaudó fondos para financiar las operaciones de Feronia a través de una colocación privada de $20 millones, ligada a la cotización exitosa de la compañía en la Bolsa de Valores de Toronto. Sivasankaran fue uno de los principales inversionistas durante esta recaudación.

Tal vez Sivasankaran no entendió del todo en qué se estaba metiendo. Sus inversiones son previas a las cotizaciones de Feronia en la Bolsa de Valores de Toronto, la cual exige que las compañías entreguen información detallada acerca de sus operaciones. En estos registros hay graves advertencias de peligro que cualquier gran inversionista debiera haber conocido.

La razón más evidente para preocuparse es la participación de Barnabe Kikaya bin Karubi, el embajador de DRC ante el Reino Unido desde agosto de 2008 y anterior Secretario Privado del Presidente Joseph Kabila. También es conocido por tener aún comunicaciones directas y cercanas con el presidente.42

Kikaya tiene un asiento en el Directorio de Feronia. Por su servicio como Director, Kikaya obtiene un pago anual relativamente pequeño de US$10.000 – 20.000 por año. Pero también recolecta entre US$120.000 – 150.000, cada año, por cobros de alquiler por el arriendo de “una casa y departamento en Kinshasa”43 Esta propiedad, pasa, que está localizada en la misma dirección de la residencia familiar de Kikaya44

Cuando Feronia compó PHC a Unilever, la negociación fue estructurada a través de la subsidiaria de Feronia Inc en las Islas Caimán, llamada Feronia JAC Ltd. Esta subsidiaria era, por razones no especificadas, 20% de propiedad de Kikaya.45 Poco después de comprar PHC, Feronia Inc compró la participación de Kikaya en Feronia JAC a cambio de la emisión de 8 millones 894 mil 344 acciones en Feronia Inc, valorizadas por la compañía sobre los 2 millones 200 mil dólares. La negociación incluyó la adquisición de una finca de Kikaya, la cual Feronia dice que tenía un valor superior a los 600 mil dólares.46 Esta propiedad, sin embargo, no aparece en los libros de Feronia después de su mención en los estados financieros de septiembre de 2010.

Los expedientes de Kikaya indica que ha recibido al menos 3 millones de dólares en efectivo y en acciones de Feronia desde el año 2009.

Otra bandera roja de advertencia aparece en el prospecto inicial de la compañía, difundido como parte de sus cotizaciones en la Bolsa de Valores de Toronto. En las semanas posteriores a la compra de PHC a Unilever, Feronia afirma que se percataron de algunos problemas que hicieron que el precio de la compañía se ajustara a la baja, en 10 millones 569 mil 288 dólares una cifra sorprendente. Feronia compró PHC por sólo 3 millones 854 mil 551 dólares. Lo que significa que, si el activo hubiera sido valorado correctamente, Unilever tendría que haber pagado a Feronia 6 millones 700 mil dólares para deshacerse de la compañía.

Hubo dos problemas principales que Feronia no advirtió. Uno fue que el molino principal de aceite de palma no estaba operando normalmente. El otro fue un incentivo a los empleados por régimen de responsabilidad que ascendía a 8 millones 977 mil 030 dólares, que Feronia dice que no estaba en los libros de Unilever.47

Uno se pregunta, cómo la gerencia de Feronia podría no haber sabido acerca de estas dos informaciones críticas, especialmente, dada la continua participación del gobierno de la República Democrática del Congo y la experiencia que algunos gerentes de Feronia tenían trabajando con Unilever. Si Unilever había escondido información, claramente era terreno fértil para una demanda, pero Feronia nunca siguió esta opción. La enorme pérdida fue, simplemente, registrada en los libros y las pérdidas se han acumulado desde entonces.

Los inversionistas en TriNorth y en los fondos administrados por Sood, gastaron millones de dólares comprando una plantación en el Congo, que era menos que inútil.48 Hacia el final del 2009, TriNorth había perdido el 90% de su valor. La carta de Sood del 26 de noviembre de 2009 a los participantes de TriNorth no hace mención del inmenso impacto que TriNorth había sufrido por la devaluación de los activos de Feronia.49

Si los fondos que Sood ha administrado han sufrido fuertemente por su participación en Feronia, el propio Sood y los otros administradores y directores de Feronia lo han hecho bastante bien. Sood cobra grandes primas por los fondos que administra y que invierte en Feronia.50 También ha sido recompensado con pagos y acciones por su posición como Presidente Ejecutivo de la compañía. Por ejemplo, en 2011, Feronia le pagó a Sood 150 mil dólares en efectivo y $101.000 en premios en acciones. Además, a una compañía de propiedad de su esposa le pagaron 131 mil dólares el mismo año, por “servicios de desarrollo corporativo”. En 2010, a la compañía de la esposa le pagaron 256 mil 754 dólares por servicios entregados y por gastos.

James Siggs, Gerente de Feronia hasta 2011 y la persona que lideró la desastrosa adquisición de Feronia de PHC, también fue generosamente recompensado.51 Solamente en 2010, Siggs recibió pagos por 616 mil dólares en cobros y opciones de acciones. Cuando fue reemplazado como gerente al año siguiente, recibió un paquete de compensación de 317 mil 379 dólares. Incluso la contadora de Feronia, Georgina Cotton del Reino Unido, recibió una considerable suma, de 306 mil en total, por compensaciones en el año 2010. Ese año, los 4 principales gerentes recaudaron alrededor de 1 millón 500 mil dólares, mientras que la compañía registró 6 millones 500 mil dólares en pérdidas, lo cual, de hecho, es un avance respecto a los 11 millones de dólares que perdió en 2009.

Parte de las pérdidas anuales multimillonarias de Feronia son absorbidas por el Gobierno de la República Democrática del Congo, que sigue siendo el propietario de casi un cuarto de las operaciones de la plantación de la compañía. El Gobierno de la RDC también pierde al momento de cobrar los impuestos sobre las ganancias.

Justo antes que Feronia se hiciera cargo de PHC, Unilever vendió un número de residencias lujosas y otras propiedades que eran propiedad de la compañía. Éstas ayudaron a pagar algo de las deudas de la compañía y a hacer volver a PHC a los números positivos. En el año 2008 y 2009, PHC tuvo ganancias de 2 millones 935 mil 932 dólares y 5 millones 525 mil 518 dólares. Por esas ganancias debería haber pagado al Gobierno de la República Democrática del Congo más de 3 millones de dólares en impuestos. Pero Feronia rehusó pagar la cuenta de los impuestos afirmando que calificaba para una exención impositiva ofrecida por el gobierno de la RDC a los inversionistas extranjeros. Los impuestos fueron suspendidos y ni Feronia ni Unilever pagaron los impuestos sobre esas ganancias.

Los trabajadores congoleños de las plantaciones de Feronia no se beneficiaron de esta generosidad. En entrevistas con trabajadores de Feronia, la Réseau d’information et d’appui aux ONG nationales (RIAO-RDC), informó de salarios que variaban de 2 dólares 22 centavos por día para un hombre de edad mediana trabajando en el vivero de árboles de Feronia hasta 2 dólares por día para un hombre cosechando racimos, hasta sólo un dólar 25 centavos por día para una mujer de alrededor de cincuenta años, trabajando en la plantación. Las nóminas que revisaron mostraban salarios diarios aún más bajos de un dólar 39 centavos y un dólar 17 centavos. De acuerdo al encargado de RIAO-RDC, Jean-François Mombia, la compañía no paga a los trabajadores estos pésimos salarios diarios si no completan las difíciles tareas que se requiere de ellos. Por ejemplo, un trabajador que cosecha racimos, debe recolectar 60 racimos grandes o 100 racimos pequeños por día. Si ella o él falla en cumplir este objetivo, la compañía retiene su salario o le paga sólo la mitad de los que se les debe.

La única cosa que mantiene a Feronia sobre el agua, es el sorprendente interés de los inversionistas. Inicialmente, estos inversionistas eran personas, la mayoría, sino todos, canadienses que habían confiado sus ahorros a Ravi Sood. A través de constantes diluciones en acciones y el precio de la acción global hundiéndose, perdieron casi todo. Sivasankaran bien podría haber perdido también un montón, pero a fines del año 2012 y el 2013 un nuevo inversionista llegó a salvar a Feronia: los gobiernos.

La Commonwealth Development Corporation (Corporación de Desarrollo de la Commonwealth) del Reino Unido y el African Agriculture Fund (Fondo Africano para la Agricultura), el cual es administrado por el fondo de capital privado Phatisa, pero respaldado por bancos multilaterales y las agencias financieras para el desarrollo, compraron acciones de Feronia por un valor de 35 millones de dólares. Juntos poseen ahora el 60% de la compañía. Ellos son los que tienen que soportar el peso de las continuas pérdidas de Feronia, las cuales llegaron a 10 millones 100 mil dólares para el año financiero del 2013. Ellos también ahora corren con el riesgo debido a la implementación de una nueva ley en la República Democrática del Congo llamada la “loi portant príncipes fondamentaux relatifs à l’agriculture” que entró en vigor el 24 de junio de 2012. El artículo 16 de la ley estipula que la tierra solamente puede ser asignada a compañías que son de propiedad mayoritaria de inversionistas nacionales. Feronia señala que “ha estado y continuará participando en discusiones con varios niveles del gobierno en la RDC acerca de la interpretación de la ley” pero aún es muy posible que Feronia podría estar forzado a renunciar a gran parte de su propiedad en PHC y su división de fincas arables, las cuales tienen otras 10 mil ha.52

Sivasankaran en el corazón del país de la palma aceitera – Indonesia

Una de las primeras apuestas de Sivasankaran en el sector del aceite de palma, fue obtener una participación en KS, uno de los líderes en producción de aceite vegetal, buscando así asegurar el control directo sobre sus importaciones de aceite, al adquirir las plantaciones de Indonesia. Desde 2008, SK Oils ha adquirido 34 mil ha de plantaciones de palma aceitera en Indonesia, a través de su subsidiaria de Singapur, KS Natural Resources Pte.

La compañía de Sivasankaran en la isla Labuan, Geoff Palm Ltd, también ha hecho lo propio, compró de manera directa una plantación de palma aceitera en Indonesia. Recientemente adquirió la compañía de Indonesia PT Citra Ganda Utama, consiguiendo la propiedad de una plantación de 3 mil ha en Aceh del Este.

Cazando en Papúa

En mayo de 2011, Sivasankaran realizó su primera incursión en Papúa Nueva Guinea (PNG) —considerada por la industria como la nueva frontera para la expansión de la palma aceitera. Su subsidiaria, Geoff Palm Ltd, que está establecida en el paraíso fiscal de Labuan, Malasia, adquirió la compañía australiana SPZ Enterprises Pty Ltd (SPZ). SPZ sub-arrendó una concesión de 110.000 ha en Nungwaia, Provincia de Sepik Occidental, cubriendo un área conocida como el Proyecto Integrado de Agricultura a Gran Escala de Nungwaia Bongos.

Sivasankaran financió la negociación, en parte, a través de un préstamo de 10 millones de dólares de su empresa conjunta con EPO, Liberian Palm Developments, con base en Mauricio.53

Banderola de protesta por un contrato de tierras en East Sepik. (Foto: Eddie Tanago/Act Now PNG) Estas tierras eran un área de manejo forestal perteneciente a alrededor de 230 clanes locales o “grupos de tierras integrados”, antes de que fueran transformados en un Special Agriculture and Business Lease (Acuerdo de arriendo especial para agricultura y negocios) y concedido en abril de 2011 a una compañía llamada Nungwaia-Bongos Rainforest Alliance, la cual es propiedad del miembro local del parlamento Tonay Aimo y otras pocas personas influyentes de la región. Tan pronto como adquirió el contrato de arriendo, la compañía de Aimo concedió un sub arriendo por 99 años a SPZ Enterprise Limited, entonces una compañía australiana de propiedad de los empresarios australiano-chinos Peter Song y Jijun Zhang, ninguno de los cuales tiene experiencia anterior alguna en agricultura. Un mes más tarde, SPZ fue controlado por Geoff Palm de Sivasankaran por una suma desconocida.

Las personas de Nungwaia están muy molestas con esta serie de negociaciones. Dicen que no fueron consultados de manera apropiada y que el consentimiento fue dado por unas pocas personas que no representan a toda la comunidad. Muchos ni siquiera vieron los documentos relevantes y no saben quién los firmó a su nombre. Y aún más, en sus comunicaciones con la comunidad, los representantes de Geoff Palm, les han dicho que si ellos se interponen en el camino del proyecto, la comunidad tendrá que pagar a la compañía los millones de dólares que ellos ya han invertido.54

Pasando la pelota

El argumento para la inversión extrajera en la agricultura es porque trae consigo el muy necesitado dinero. Pero la inversión hecha por Sivasankaran indica que este tipo de inversión extranjera hace un mejor trabajo extrayendo dinero. El dinero que fluye hacia adentro (si es que alguna vez llega), rápidamente fluye de vuelta hacia los bolsillos de los extranjeros que operan la compañía o hacia las cuentas bancarias en el extranjero de las élites locales, a las que se les paga como parte de la operación. A veces, la preocupación principal parece ser asegurar los llamados bancos de tierra, que las compañías pueden usar para obtener más fondos o acceder a préstamos para financiar otros proyectos.

Es cierto, alguna parte del dinero va hacia tangibles, inversiones locales y puestos de trabajo. Pero hay métodos mucho más eficientes para generar esta inversión, de manera que se mantenga el control y las ganancias en manos de los agricultores locales, como las cooperativas de aceite de palma de Honduras, de propiedad de los campesinos y controladas por ellos.55

La cooperativas campesinas de aceite de palma fueron creadas en Honduras como parte de un proyecto de reforma agraria en 1966 y en los años 70, la cual entregó tierra, infraestructura, crédito y servicios de extensión a los campesinos del Valle de Aguán – una región que, previamente, estuvo dominada por compañías bananeras de propiedad de extranjeros. Hondupalma, la cooperativa de aceite de palma, líder en el país, fue formada por varios miles de familias que migraron al Valle de Aguán.

A lo largo del último par de décadas, las cooperativas han invertido 25 millones de dólares de sus propias ganancias en modernos molinos y otros equipos. PHC de Feronia ha existido de mucho antes, ha gastado muchísimo más dinero y tiene a su disposición un banco de tierra de 100 mil ha, pero produce solamente 8 mil 300 toneladas de aceite de palma crudo por año y sus trabajadores viven en condiciones cercanas a la esclavitud. A diferencia de Feronia, Hondupalma, mantiene todas sus ganancias dentro del país y les entrega servicios reales a sus miembros y a la comunidad en la cual opera, como un banco cooperativo, centros médicos de bajo costo y centros de educación gratuita.56

La producción tradicional de palma aceitera y los sistemas de procesamiento de África Oriental y Central son aún más sorprendentes cuando se consideran los beneficios sociales y económicos que entregan a los pueblos locales, especialmente a las mujeres que llevan a cabo la mayor parte de la producción, procesamiento y comercialización. Los campesinos de África Oriental y Central cultivan sus palmas aceiteras en sistemas agrícolas mixtos junto a varios otros cultivos o cosechan en arboledas semi silvestres, en áreas forestales que ellos han protegido y cuidado por generaciones. Los costos de producción son casi cero, pero la contribución que cada palma aceitera hace a los sistemas alimentarios locales y a la subsistencia de las personas es inmensa. Desde el fruto a las hojas, cada parte de la palma aceitera es usada para docenas de propósitos distintos, desde alimentos a medicinas hasta textiles.57

Productores tradicionales de palma aceitera en Liberia: una nueva ola de inversiones amenaza con expulsar a estos campesinos, miembros del Clan Jogbahn, fuera de sus tierras, erosionando su soberanía alimentaria. (Foto: Cargo Collective) Tampoco puede afirmarse que la inversión foránea en agricultura es un asunto totalmente privado. Como muchos otros proyectos liderados por el sector privado, las inversiones de Sivasankaran son a menudo respaldadas por agencias públicas, tales como el financiamiento para DekelOil del Banco de Desarrollo de Äfrica Occidental, o las inversiones hechas por varios institutos financieros de desarrollo de Europa en acciones de Feronia. Más aún, todas las inversiones de Sivasankaran se han beneficiado de generosos exenciones fiscales concedidos por los gobiernos locales y de las poco exigentes regulaciones corporativas en los paraísos fiscales en el extranjero, que permiten que, difícilmente alguna ganancia generada vaya a parar a las arcas de los gobiernos.

Pero quizás el problema más serio con la inversión extranjera en agricultura es que adelanta el proceso de mercantilización de la tierra. Para tener acceso al capital foráneo, las compañías como EPO o Sierra Leone Agriculture necesitan adquirir tierras. De manera que utilizan cualquier medio que ellos puedan para firmar acuerdos por tierras, a menudo, sin el consentimiento válido de las comunidades afectadas. Los contratos de arriendo o compra de tierras se convierten en mercancías con las que se puede negociar y especular en el ámbito de las finanzas globales; o cuidadosamente transformadas, por sofisticados administradores de capitales, en surtidores de crédito y dinero efectivo que se extienden mucho más allá de su valor real.

Las comunidades que viven en las tierras son la última preocupación, un obstáculo potencial para poder hacer dinero. Pero ellos son los únicos que, finalmente, pagan las consecuencias


Algunos de los personajes que participan en las inversiones de Sivasankaran.

Kevin Godlington

Un veterano de las Fuerzas Especiales del Reino Unido, se involucró en el sector de la palma aceitera en el año 2008 cuando llegó a ser gerente de la compañía de Angad Paul, Caparo Renewable Agriculture Developments Ltd y director de Sierra Leone Agriculture Ltd (UK). Luego llegó a ser gerente de Sierra Leone Agriculture S.A. cuando se estableció en Luxemburgo en el año 2009, con financiamiento entregado por Paul. Godlington aparece como director y accionista de varias compañías que han obtenido contratos de arriendo de palma aceitera en Sierra Leona, incluyendo Sierra Leone Agriculture, African Oil Palm Limited, Aristeus Palm Oil Ltd, Aristeus Agriculture Limited, West African Agriculture Ltd y West African Agriculture Number 2 Ltd. Pero él señala que su principal interés en Sierra Leona es su orfanato, Network for Children in Need.

(Sierra Leona)

Angad Paul

Paul es hijo del industrial Indio-Británico Lord Swraj Paul y gerente de la compañía de acero de la familia, el Grupo Caparo. En 2009, Caparo adquirió una participación que le permitió controlar Namibia Agriculture and Renewables y Sierra Leone Agriculture a través de su subsidiaria CRAD-L. Paul y los otros accionistas y directores de Sierra Leone Agriculture, con excepción de Kevin Godlington vendieron sus acciones al Grupo Siva en al año 2011, después de haber adquirido un contrato de arriendo de 42.000 ha en el Distrito de Porto Loko. Gramercy, una empresa de capital privado, con Paul como Presidente, afirma tener aún una plantación de piñas de 1.000 ha en el Distrito de Yoni, Sierra Leona – el mismo distrito donde Kevin Godlington afirma que tiene participación en una plantación de piñas.

(Sierra Leona)

Tim Collins

Collins es un ex Coronel de la Armada Británica que comandó las operaciones de las Fuerzas Especiales del Reino Unido en Sierra Leona en el año 2000. Apodado “Nails” (uñas) por sus soldados, Collins es mejor conocido por el discurso que dio la víspera de la batalla en Kuwait en el 2003. Collins llegó a ser director de Sierra Leone Agriculture cuando fue adquirida por Angad Paul en el 2009 y reubicada en Luxemburgo. Al mismo tiempo fue Director General de la compañía de investigación privada RISC Management, la cual más tarde fue el centro del mayor caso de soborno durante el mismo período, involucrando a inspectores de Scotland Yard y al corrupto ex Gobernador del Estado del Delta de Nigeria, James Ibori. Collins dejó Sierra Leone Agriculture en el año 2011 cuando fue adquirida por Siva y hoy es gerente y cofundador de una compañía de inteligencia militar, New Century Consulting.

(Sierra Leona)

Chernor R.M. Bah

El abogado Chernor “Chericoco” Bah es vice-presidente del parlamento de Sierra Leona, donde además Presidente del Comité de Cuentas Públicas y Presidente del Comité de Minas y Minerales. También está muy involucrado en una organización política secreta llamada “All Works of Life Development Association” (AWOL) (Asociación de desarrollo de todas las obras de vida) que está estrechamente conectada al Presidente Koroma y financiada por el hombre más rico del país, Moseray Fadika, alias Súper, del cual se rumorea que es el candidato a suceder a Koroma. Bah opera fuera de la oficina de abogados de B&J Partners con el Vicepresidente de AWOL, Alpha Jalloh, el hijo mayor del Ministro de Recursos Minerales y un accionista en al menos dos compañías relacionadas con Kevin Godlington. Todas las compañías vinculadas a Kevin Godlington, que han obtenido grandes contratos de arriendos agrícolas en Sierra Leona, están registradas o relacionadas a la dirección de B&J Partners, incluyendo Sierra Leone Agriculture, de la cual Chernor Bah tenía un 1% de la propiedad hasta que fue adquirida por Sivasankaran en el año 2011.

(Sierra Leona)

Willem Tijssen

Empresario con muchos contactos políticos importantes, Tijssen ha creado varias compañías activas en África, incluyendo West African Landbank y Star Model Africa. Él se describe a sí mismo como un consultor para el Gobierno de Guinea, consultor especial para el Gobierno de Liberia y enviado especial de la Presidencia de Mali en Europa. Él y John Bestman tienen la propiedad de Mano Properties & Investment Inc, la cual afirma tener derechos sobre 400 mil ha en Liberia, Sierra Leona y Guinea que pueden ser plantadas con palma aceitera. Tijssen fue contratado por el Presidente de Guinea en el 2006 para buscar inversionistas para explotar los yacimientos de hierro de Mount Nimba, los depósitos de petróleo de altamar y los depósitos de gas natural costeros. Un documental del año 2012 del cineasta Danés Mads Brügger muestra a Willem Tijssen y John Bestman recibiendo pagos de empresarios europeos a cambio de facilitar contactos secretos con políticos liberianos. El Grupo Siva contrató a Tijssen para usar sus conexiones políticas para ayudarlos a identificar y asegurar contratos de arriendo para plantaciones de palma aceitera en Sierra Leona.

(Sierra Leona, Liberia)

Brima Babo

Babo es el Secretario General de la Unión Nacional de Agricultores de Sierra Leona. Fue contratado por el Grupo Siva para trabajar con Tijssen en la adquisición de tierras en Sierra Leona.

(Sierra Leona)

Daniel Betts

Betts es heredero de la cuarta generación, de la compañía de metales preciosos del Reino Unido, de propiedad familiar, Bett Metals. En la post guerra de Liberia, Betts usó los contactos familiares con el Ministro de Tierras y Minas de Liberia para obtener permisos para 700 mil ha en la parte occidental del país, donde ahora tiene un proyecto de exploración de oro. Él fue uno de los primeros inversionistas de Equatorial Oil Palm y fundó Sierra Leone Agriculture, la cual, después de adquirir un acuerdo de arriendo de tierras por 42 mil ha en el Distrito de Porto Loko, fue vendida al Grupo Siva en el año 2010. En julio de 2011, la compañía minera de oro de Bett, Hummingbird Resources, fundó Pygmy Hippo Foundation, “para promover la conservación, preservación y protección de las especies en peligro como el hipopótamo pigmeo en su ambiente natural” en Liberia.

(Sierra Leona, Liberia)

Lincoln Fraser

Fraser es descrito por el Offshore Alert como el “el comando británico que fue el autor intelectual del fraude de 400 millones de dólares de Imperial Consolidate (IC)” que robó sus a ahorros a miles de pensionados y otros cuando quebró en el año 2002. Los servicios secretos españoles e israelíes sospechan que IC estuvo trabajando con el traficante mundial de armas Monzer Al Kassar para llevar armas a Osama Bin Laden a través de una compañía de oro de Argentina, creada por un amigo cercano al Presidente Carlos Menem y altamente valorizado en los libros de IC. La quiebra no impidió que Fraser estableciera posteriormente “una compleja, red multi-jurisdiccional de compañías tapizadas de señales de alarma”. Varias de estas compañías controladas por Fraser operan bajo el Grupo G4 – “un proveedor multinacional de biotecnología, bioenergía y soluciones agrícolas”. Su subsidiaria en Liberia, G4 WAO Inc. exporta rollizos de árboles de caucho y mantiene concesiones de exploración de fosfatos cubriendo 36 mil ha en Bopolu. La compañía afirma que “administra más de un millón de acres de las mejores condiciones del mundo para el desarrollo de cultivos” y de tener sociedad con Instituto Internacional de Investigación de Cultivos de los Trópicos Semi Áridos (ICRISAT) “para establecer sitios de ensayos de varias de las empresas agrícolas G4 en Liberia, Gana y Kenya”. Subsea BV, la cual adquirió el 50% de las acciones de Liberian Forest Products Inc y derechos de concesión de tierras en Butaw que fueron vendidos a EPO en el 2008, aparece como director del Grupo G4 en el Reino Unido.

(Liberia)

John Bestman

Bestman fue el ex Presidente del Banco Central de Liberia, dos veces Ministro de Hacienda de Liberia y líder de la campaña para la elección de la Presidenta Sirleaf en al año 2005. Se dice que Bestman sirvió en Rotterdam como el hombre clave para las fuerzas rebeldes del criminal de guerra Charles Taylor, con responsabilidad en la compra y envío de pertrechos al líder rebelde durante la guerra. Mientras orquestó la campaña de Sirleaf, Bestman también adquirió acciones de LIBINCO, una compañía formada para adquirir y renovar un acuerdo de arriendo de una gran concesión de palma aceitera en Palm Bay Liberia. En seguida, la compañía fue vendida a EPO en más de £3 millones, con Bestman adquiriendo, como resultado, al menos 400 mil acciones en EPO. La concesión de tierras fue transferida más tarde a una empresa conjunta del Grupo Siva y EPO. John Bestman y Willem Tijssen son dueños de Mano Properties & Investment Inc, la cual afirma tener los derechos de 400 mil ha en Liberia, Sierra Leona y Guinea que pueden ser plantadas con palma aceitera.

(Liberia)

Michael Frayne

Frayne es un geólogo australiano que fundó y dirigió varias compañías mineras antes de cofundar Nardina Resources PLC en el año 2005, la cual después se convirtió en Equatorial Palm Oil (EPO). Una de las compañías mineras de Frayne, Asia Energy, la que cofundó con el empresario británico David Lenigas, fue acusada por el comité parlamentario de Bangladesh de hacer negocios con la Bolsa de Valores de Londres, mientras afirmaba falsamente que tenía asegurado los derechos a los yacimientos carboníferos de Phulbari en Bangladesh.

(Liberia)

Lincoln Moore

La principal actividad de Moore es obtener fondos para las compañías de exploración minera, pero hizo inversiones en aceite de palma en África Oriental alrededor del año 2008. Él afirma haber obtenido 50 millones de dólares para proyectos en aceite de palma en África, a través de la compañía Ragnar Capital, la cual cofundó con otro actor de la industria minera, Charlie Woods. A Moore y Woods se le emitieron 200 mil acciones a cada uno en EPO, antes de su cotización en AIM en el año 2010. Moore también fue el Director Financiero en Sierra Leone Agriculture hasta que fue controlada por Sivasankaran en el año 2011. A través de Ragnar, Moore afirma haber arreglado el acuerdo por 8 millones 300 mil euros que permitió al Grupo Siva tomar un 49% de las acciones en la subsidiaria de DekelOils Cyprius y a Moore ser nombrado como Director de la compañía.

(Sierra Leona, Costa de Marfil)

Richard Kouassi Amon

Richard Amon señala que es miembro de la Familia Real de Abengorou y pariente de Félix Houphouët-Boigny, el primer presidente de Costa de Marfil. Actúa como el socio local del empresario israelí Youval Rasin. Juntos cofundaron Star Energy Sa, Starten y DekelOil, la cual hoy es 49% propiedad de Siva. Amon mantiene las relaciones gubernamentales para DekelOil.

(Costa de Marfil)

Barnabé Kikaya-bin Karubi

Barnabé Kikaya es el embajador ante el Reino Unido de la República Democrática del Congo y Director de Feronia Inc. Fue el Secretario Privado del Presidente Joseph Kabila desde el 2003 al 2006 y cofundador del partido político de Kabila. Fue elegido Miembro del Parlamento en 2006, pero un año más tarde la Corte Suprema dictaminó inválida su elección, momento en el que fue nombrado embajador en el Reino Unido. Kikaya-bin-Karubi ha recibido millones de dólares de parte de Feronia a través de cobros como director, pagos de arriendos por el uso de su residencia de Kinshasa y 2 millones de dólares como pago por su misterioso 20% de propiedad de la subsidiaria de Feronia registrada en las Islas Caimán. En el año 2009 un cable liberado en Wikileaks, el embajador de Estados Unidos en el Reino Unido, William J. Garvelink, había dicho lo siguiente de Kikaya-bin-Karubi: “Habla inglés fluido y se siente cómodo entre los estadounidenses, Karubi nos trata con un nivel de candor inusual entre los oficiales congoleños lo cual es una muestra de su propio poder e influencia. Claramente, se ve a sí mismo muy cercano al presidente … Sus observaciones acerca de la inefectividad de la no violencia … y de hecho, el rechazo a la transparencia frente al Parlamento, proporcionan una esclarecedora, sino acaso desconcertante, mirada hacia lo que es probablemente la visión común acerca de la naturaleza de los políticos entre la élite política de Kinshasa, aunque la mayoría no se atrevería a hablar con nosotros sobre estos asuntos”.

(República Democrática del Congo)

Ravi Sood

Antes de la crisis financiera de 2008, Sood ganó una reputación en los círculos financieros de Toronto como el brillante joven inversionista, de la prestigiosa casa de inversiones Lawrence & Co. Lawrence & Co lo puso al mando de varios fondos administrados por su subsidiaria Lawrence Asset Management. Sood canalizó estos fondos hacia varias compañías de agronegocios y de minería, incluyendo una operación agrícola en Saskatchewan, Canadá, que quebró, y hacia la compañía de plantaciones en el Congo, generadora de pérdidas, Feronia Inc, de la cual fue Director Ejecutivo. Mientras Lawrence Asset Management realizaba grandes cobros por administración y Sood obtenía directamente de Feronia su salario y acciones, los fondos administrados por él se vieron muy afectados. En el año 2010, su fondo TriNorth Capital, que estuvo muy involucrado en el financiamiento de Feronia, tuvo pérdidas de su valor por un 90%.

(República Democrática del Congo)

Peter Song

Poco se sabe del empresario Chino-Australiano Peter Song, aparte de que él y otro empresario Chino-Australiano, Jijun Zhang fueron los principales accionistas de la compañía australiana SPZ Enterprises, cuya única actividad parece haber sido la adquisición de una concesión de palma aceitera de 110 mil ha en Papúa Nueva Guinea en el año 2009. Poco después de eso, Song vendió la compañía y la concesión al Grupo Siva. (Foto: La dirección publicada de Peter Song en Castle Hill, New South Wales, Australia)

(Papúa Nueva Guinea)


Notas

1 Ver, "Looking beyond BRICS" (Mirando más allá de BRICS), 2011 (pdf)

2 Gobierno de India, "India-Argentina Relations"(Relaciones Indo Argentinas), diciembre 2013

3 Afsar Jafn, Focus on the Global South, "Trade Liberalisation's Impact on Edible Oil Sector in India,"(Impacto de la liberación del comercio sobre el sector del aceite comestible en India) 6 de julio, 2011

4 Hardman & Co, "World Agriculture Report" (Informe de la Agricultura Mundial), septiembre 2011 (pdf)

5 Ver Sime Darby's website; y “Wilmar, Greenpeace in war of words over tiger extinction report”(Greenpeace en la Guerra de palabras por el informe sobre la extinción del tigre), Eco-business, octubre 2013

6 36.7% de las acciones del Grupo Siva de EPO es de propiedad de varias subsidiarias: Biopalm Energy Limited (16.62%), El Grupo Siva (16.62%) y Broadcourt Investments Ltd (3.46%). El emprendimiento conjunto es entre la subsidiaria de propiedad total de EPO, Equatorial Biofuels (Guernsey) Limited y Biopalm Energy Limited, un subsidiaria de propiedad total de Geoff Palm Ltd, establecida en la ciudad de Labuan, Malasia, la cual, a su vez, es propiedad de Broadcourt Investments Ltd, una compañía en holding registrada en las Islas Vírgenes Británicas con Chinnakannan Sivasankaran, el fundador y popietario del Grupo Siva, registrado como su único Director y Accionista desde enero de 2007.

7 GRAIN y el Instituto de Desarrollo Sustentable de Liberia realizaron varios intentos para acceder a una copia del acuerdo original con LFPI, pero ninguna de las agencias de gobierno relevantes o los Miembros del Parlamento que contactamos pudo entregarnos una copia.

8 La información del registro de formación de la compañía de Kamina indica que fue registrada el 17 de marzo, 2006 y cerrada el 2 de noviembre, 2009. Su representante legal es TMF (BVI) Ltd, una compañía que administra numerosas empresas fantasmas en nombre de sus clientes alrededor del mundo. Como se escribió en el mismo documento: "En virtud del Acta BVI de Compañías Comerciales, 2004, las empresas no están obligadas a registrar información sobre los Directores y Accionistas de la compañía." Los Artículos para el registro de LFPI en noviembre de 2006 indica que LFPI es una compañía Liberiana de propiedad de Tony Smith (50%) y A. Kanie Wesso (50%), quienes son representantes de una nueva compañía que iba a ser creada, llamada Subsea BV. Pero las indagatorias llevadas a cabo en el registro de compañías de Liberia en diciembre de 2013 por Sustainable Development Institute no encontró ningún expediente de registro para una compañía llamada Subsea BV. El único director de LFPI nombrado en el documento es Mark Slowen, un empresario Británico que opera desde Liberia. Un segundo documento de registro de LFPI de agosto de 2007 describe a LFPI como una compañía de propiedad británica – con propiedad compartida entre Mark Slowen (50%) y Kanie Wesso (50%). Ambos documentos describen a LFPI como una compañía cuyo único negocio es la tala de árboles. El nombre de Slowen también aparece como gerente de SubSea Resources DMCC (Dubai Multi Commodities Centre), una compañía que adquirió derechos mineros en Liberia alrededor del mismo tiempo. Sin embargo, existe una Subsea BV dentro del directorio de empresas del Reino Unido. Subsea BV está registrada como un director del G4 Group, una compañía del Reino Unido con varios intereses comerciales en Liberia y que está controlado por el notorio estafador financiero Lincoln Fraser, que es descrito por Offshore Alert como un"Comando Británico que fue autor intelectual del fraude a Imperial Consolidated, por US$400 millones " que le robó su ahorros a miles de pensionados y a otros cuando se declaró en banca rota en 2002.

9 La historia inicial de la concesión está documentada en F.P.M van der Kraaij, "The Open Door Policy of Liberia," (La política de puertas abiertas de Liberia) 1983

10 La participación en acciones de Bestman fue confirmada por un representante de EPO en un encuentro con ONGs en Londres. Pero el propietario real de LIBINCO es difícil de desentrañar. Los documentos de registro de la compañía indican que fue creada con 100 acciones comunes y un capital total de US$50 mil, con el 100% de las acciones en propiedad de Nancy F. Sammy de Jones & Jones, oficina de abogados de Monrovia. El informe de la Bolsa de Londres sobre EPO sostiene que Argico Ltd, empresa 100% propiedad de Jaoudi, vendió a EPO sus acciones en LIBINCO, lo que representaba el 100% de la compañia.

11 Se ha obtenido información sobre EPO desde varias fuentes, incluyendo el documento de admisión de EPO en la Bolsa de Londres en 2010 y un informe de febrero de 2012 sobre EPO por Hardman & Co.

12 La declaración de admisión al Mercado de valores de EPO de febrero de 2010 registra a Bestman como propietario de 400,000 acciones (o 1,25%) de la compañía.

13 Jon Mainwaring, "Equatorial Palm Oil provides US$10 million loan for PNG palm oil deal," (Equatorial Palm Oil entrega préstamo por US$10 millones para un negocio de aceite de palma de PNG) Proactive Investors, 6 de octubre, 2011

14 SDI, "When our land is free, we’re all free," (Cuando nuestra tierra es libre, todos somos libres) 7 de mayo, 2014

15 Las operaciones en oro de Betts son propiedad de su compañía Hummingbird Resources, las que operó durante un tiempo desde las mismas oficinas de Londres que pertenecen al director ejecutivo de EPO, Michael Frayne. En una presentación de inversionistas de diciembre de 2010, Hummingbird Resources registra la dirección 94 Jermyn Street, Londres, como su oficina principal. El informe anual de EPO del 2011 indica que esta propiedad es de Sanita Investments Limited, una compañía registrada en las Islas Vírgenes Británicas y controlada por un consorcio que es de propiedad de Michael Frayne. En 2010, EPO pagó £99 mil 150 a Sanita Investments para alquilar la oficina. Para más información sobre Hummingbird Resources en Liberia ver: "The Birmingham family firm sitting on a gold mine in Africa," (La empresa de la familia Birmingham está sentada sobre una mina de oro en África) Birmingham Post, 11 de mayo, 2012 ; Hummngbird Resources.

16 La información se derivó de un documento oficial de Sierra Leone Agriculture S.A. Paul hizo la inversión a través de su compañía CAPARO.

17 Collins luego escribió un libro sobre su experiencia en la guerra de Irak y formó New Century Corporation , una compañía privada de servicios de seguridad que "le entrega las capacidades a las fuerzas de los gobiernos locales y a las fuerzas de seguridad para prevenir y adelantarse a grupos insurgentes, terroristas o criminales que amenacen la seguridad y la estabilidad."

18 El contrato está disponible aquí: http://farmlandgrab.org/post/view/22813

19 Las investigaciones hechas mediante visitas de campo a las comunidades afectadas, por investigadores que trabajan para Green Scenery, Action for Large Scale Land Acquisition Transparency (ALLAT) y Christian Aid fueron entregadas a GRAIN. Ver Joan Baxter, "Who is benefitting?" (¿Quién se beneficia?) Action for Large-scale Land Acquisition Transparency (ALLAT), julio 2013. La investigación conducida por Elke Schaefter sobre las operaciones del Grupo Siva en Sierra Leona fue generosamente compartida con GRAIN y también contribuyó signinificativamente a este informe.

20 La dirección es 16/18 Wilberforce Street, Freetown. La única excepción es Aristeus Agriculture Limited, pero el acuerdo de arriendo que la compañía firmó con Yoni Chiefdom registra esta dirección para el testigo del acuerdo y para el abogado Ady Macauley, cuya firma está en la última página del documento.

21 Saidu Bah, “MP cautions against reckless criticism of mining companies,” (Ministro advierte sobre las imprudentes críticas de las compañías mineras) Awoko, 7 de septiembre, 2010.

22 Información de los documentos de registro de la compañía SLA LTD en Freetown.

23 Entrevista conducida por Joan Baxter y entregada a GRAIN.

24 Correspondencia personal con Joan Baxter, septiembre 2013.

25 El inversionista suizo Francis Mayoraz también forma parte de MPI. Para más información ver el sitio web de la compañía:

26 Bestman no aparece en la película pero investigaciones periodísticas posteriores revelaron que él ayudó a arreglar el encuentro en un hotel de entre Bruger y el Ministro de Relaciones Exteriores de Liberia.

27 Drafthouse Films, “The Ambassador”(El Embajador), 2011

28 Correspondencia personal con Joan Baxter, septiembre 2013.

29 Información detallada sobre adquisiciones de tierras y planes de negocios de DekelOil's están disponibles en su documento de admisión a la Bolsa de Londres, marzo de 2013.

30 Comunicación personal con GRAIN, mayo 2014.

31 Los pagos a los familias propietarias de la tierra, por otro lado, sólo provendrán de las ganancias provenientes de la producción de 6.000 ha de las 24.000 ha que DekelOil intenta operar en Guitry. Viendo cómo los negocios de la compañía han ido hasta el momento, estas ganancias nunca se materializarán.

32 De acuerdo a Investopedia, los gastos administrativos son los gastos en los que la organización incurre no directamente amarrados a una función específica tales como la fabricación/producción o ventas, mientras que los gastos operativos son en los que un negocio incurre como resultado de realizar la operación normal de su negocio.

33 Bolsa de Valores de Londres:13 Años de Exención de Impuestos a las Empresas Confirmado por el Gobierno de Costa de Marfil

34 Ver, por ejemplo, Informe sobre DekelOil's sobre sus Resultados provisionales de 30 de Septiembre, 2013.

35 Ver la Respuesta de junio de 2014 de Biopalm a una carta enviada por Greenpeace.

36 Forest Peoples Programme (Programa Pueblos Forestales), "La plantación de BioPalm llevará a la destrucción de las comunidades Bagyeli en Camerún," 7 de octubre, 2011.

37 Hardman & Co, "Equatorial Palm Oil," febrero de 2012; Entrevista con el Gerente General del Grupo Siva Gagan Pattanayak por Joan Baxter, Sseptiembre 2013.

38 El multi millonario canadiense y filántropo es John McCall MacBain.

39 Feronia Press Release, 29 de julio, 2010.

40 Esto incluyó una inversion inicial de US$1 millón de parte de su fondo TriNorth y dos inversions posteriors del mimso fondo por US$170892 en abril de 2009 y US$1950337 en septiembre de 2009, así como la inversión de US$3121183 de otros dos fondos administrados por Sood a través de LAM. Uno de estos fondos es Global Agribusiness Trust que fue creado en 2007 con Sood como Director Ejecutivo. Adquirió 3 millones de acciones en Feronia Inc en 2009, y le entregó a Feronia un préstamo de $1 millón el mismo año, el que fue reembolsado a través de acciones de la compañía. Estos y los siguientes detalles de las actividades y operaciones de Feronia Inc están disponibles a través de los documentos oficiales entregados por SEDAR como parte de los registros de Feronia Inc, G.T.M Capital Corporation y Difference Capital Inc.

41 La compañía controladora es Mavibel (Maatschappij Voor Internationale Beleggingen) B.V, registrada en Holanda.

42 Ver el cable de 2009 liberado en Wikileaks acerca del Embajador de Estados Unidos ante el Reino Unido sobre su encuentro con Barnabé Kikaya-bin-Karubi.

43 Solamente en Feronia Management Discussion and Analysis (Análisis y Discusión de la Administración de Feronia) de 2 de mayo de 2011, se especifica que esto es por una propiedad en Kinshasa.

44 La dirección es 32 Allée Verte, Mbinza Ma Campagne, C/Ngaliema, Kinshasa, DRC. Ésta también es la dirección registrada para Kikaya con otra compañía canadiendse con la cual está involucrado: Ressources Shamika Inc.

45 Las acciones de Kikaya's son controladas por la compañía de su total propiedad establecida en la República Democrática del Congo, Jean Colette Afrique Sprl.

46 Feronia Inc., Estados Financieros Consolidados Provisionales, 30 de septiembre, 2010.

47 La oficina de relaciones de prensa de Unilever no respondió a GRAIN cuando se le consultó si la denuncia de Feronia era correcta.

48 Ver, Anne Kingston, "Inside the fall of a famed hedge fund: A Bay Street legend, a whiz kid manager and the angry investors,”(Al interior de la caída de un famoso fondo de cobertura: Una leyenda de Bay Street, un niño prodigio gerente y los inversionistas enojados) Maclean's Magazine, febrero 2010.

49 Boletîn accionista de TriNorth, 26 de noviembre 2009.

50 Para el período del noveno mes que terminó en Septiembre 30, 2009, TrinNorth Capital pagó a LAM por derechos de administración US$168.597 y por el mismo período en 2008 pagó US$400.772.

51 Una publicación de prensa de Feronia sostiene que Siggs "guió a Feronia en su exitosa adquisición de PHC".

52 "Feronia entrega actualización sobre la Ley Agrícola en DRC", 3 de julio, 2013 el texto de la ley está disponible aquí.

53 Jon Mainwaring, "Equatorial Palm Oil provides US$10 million loan for PNG palm oil deal," (Equatorial Palm Oil entrega un préstamo por US$10 millones a PNG para un negocio en aceite de palma) Proactive Investors, 6 de octubre, 2011.

54 Central Sepik Rural Development Foundation, "Update on oil palm in Nungwaia Bongos," (Actualización sobre palma aceitera en Nungwaia Bongos) 17 de octubre, 2013 (copias del informe se pueden obtener contactando a Simon Nakaiban: simonnakaiban@gmail.com).

55 Para mayor información sobre las luchas por la tierra y la palma aceitera en Honduras, ver Tanya Kerssen, Grabbing Power: The new struggles for land, food and democracy in Northern Honduras, (Acaparando el Poder: Las nuevas luchas por la Tierra, el alimento y la democracia en el norte de Honduras) FoodFirst, 2013.

56 Juan Á. Suazo R., "Factores de éxito de Hondupalma : empresa agroindustrial campesina de las cooperativas productoras de palma de aceite en Honduras," Revista Palmas, Vol 28.

57 Ver GRAIN, Planet palm oil, septiembre 2014, y el blog del Movimiento Mundial Por los Bosques, “Oil palm in Africa”.

 

blog comments powered by Disqus