Follow us on  Icon-rss Icon-twitter Icon-facebook
El regreso del CNI

A casi diez años de su fundación, el Congreso Nacional Indígena (CNI) celebró su IV Congreso, el pasado 5 y 6 de mayo, en la comunidad de N'donhuani-San Pedro Atlapulco. Fieles a los principios de ser red estando separados y asamblea estando juntos, los casi novecientos delegados y delegadas de 25 estados del país, pertenecientes a los pueblos nahua, zapoteca, wixárika, mazahua, amuzgo, cuicateco, kumiai, kikapu, purhépecha, tlahuica, chocholteco, chinanteco, ñu saavi, ñahñu, tenek, maya, totonaco, mayo, tlapaneco, coca, trique, tepehua, rarámuri, ch'ol, tzeltal, guachichil chichimeca, zoque, matlatzinca, mixe y popoluca, sumaron sus voces en esta comunidad mexiquense para hacer un balance del movimiento indígena, e impugnar los graves ataques que el Estado mexicano y las empresas transnacionales emprenden sistemáticamente contra sus territorios, sus recursos naturales, sus saberes campesinos, sus derechos colectivos e individuales y su posibilidad futura de existir como pueblos indios de México.

Muchos de los participantes y observadores de esta reunión coinciden en que existe un grado de maduración en la reflexión tejida desde las regiones presentes, en que la voz colectiva arroja un diagnóstico detallado de la devastación que el capitalismo impone, y que el ánimo de los pueblos, abandonados por los tres poderes de la Unión, es ejercer la autonomía en los hechos, con gran perspectiva y propuestas concretas.

La fuerza de esta reunión, deja claro que la lucha de los pueblos es claramente anticapitalista y se inserta con pie firme en la Otra Campaña, que busca sumar los esfuerzos de todos los sectores sociales mexicanos para construir otro país verdaderamente justo y democrático.

En las dos siguientes páginas presentamos una selección de las múltiples voces que se dejaron oír en N'donhuani. Son fragmentos de lo dicho en las mesas de trabajo del iv cni y declaraciones recogidas en entrevista por los reporteros Juan Pérez, Pedro González, Miguel Cruz y Eugenio Bermejillo.

Voces del IV Congreso Nacional Indígena

Autonomía en los hechos

Aldo González, zapoteco de la Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca. El año 2001 marca la traición a los Acuerdos de San Andrés por los tres poderes de la Unión. Después del 2001 en el CNI declaramos que ejerceríamos la autonomía en los hechos. Hoy, en este IV CNI estamos escuchando experiencias de muchos pueblos que están construyendo procesos autonómicos, a nivel comunitario principalmente, y otros que trascienden la comunidad. Parece que es importante conocerlos y difundirlos ya que esto nos da una idea de que no fue sólo una declaración, sino que se está construyendo la autonomía en los hechos. No ha sido fácil porque tenemos todo un aparato en contra.

Juan Chávez, comunero purhépecha de Nurío, Michoacán. La autonomía en este momento es algo muy sonado, pero siempre ha existido en los pueblos indígenas: seguir conservando nuestras plantas, bosques, tierras, aguas. Ahora con la traición del gobierno no nos queda más que ejercer nuestro derecho histórico.

Amador Cortez, tlapaneco, Guerrero. La autonomía ha avanzado en Guerrero. Ahora cuando acudes a un comisario ya no es lo mismo. Ya no son agachones para escucharle a los representantes del gobierno, o a los partidos. Ahora se manifiestan cuando no están de acuerdo y proponen para su comunidad. Con o sin representante de los ayuntamientos las comunidades eligen su autoridad y sólo le envían notificación al municipio. Dicen: "mi gobierno fue nombrado por nosotros, quieras o no". Aparentemente estas cosas son chiquitas, pero son de trascendencia.

Cirino Placido, Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, Guerrero. Ahora no tenemos el reconocimiento jurídico, pero por lo menos sí tenemos el reconocimiento político. Por el racismo contra los pueblos indígenas no se nos ha dado el reconocimiento jurídico. La policía comunitaria lo tiene en los hechos. Los funcionarios nos mandan documentos oficiales y van a nuestros aniversarios. Así se hace un reconocimiento, porque ningún funcionario estatal puede asistir a un evento donde hay fantasmas. Nuestros hechos hablan más, no me gusta presumir lo que tenemos porque eso espanta a tu adversario político. Hay que hacer el trabajo de la tusa, porque ese animal va haciendo pozo y luego sale adelante; hay que salir adelante sin decir mucho. Incluso en mi región está prohibida la palabra autonomía porque espanta a este régimen. En los hechos se está haciendo, pero no se dice.

Caminos, resistencias y consensos

Estanislao García, Milpa Alta, Distrito Federal. El ataque a la comunidad de San Salvador Atenco es también contra nosotros, es una agresión dirigida a deslegitimar a La Otra Campaña ante el pueblo de México. Las imágenes que han mostrado los medios masivos de comunicación (Televisa, TV Azteca, etcétera) no sirven más que para crear la justificación de la violencia del Estado. La televisión no sólo desinforma, sino que manipula.

Francisco López Bárcenas, abogado mixteco, Oaxaca. En el IV CNI destacó lo de Atenco, eso es lo que se está viendo. Pero no es lo único que está pasando. Están los desaparecidos de San Pedro Yosotato, los obreros de Sicartsa. Nada más como ejemplo: el mismo día del Congreso asesinaron a aun compañero en el Istmo de Tehuantepec. Las luchas indígenas están enfrentadas a la fuerza represiva y ésta no se visibiliza, no están los medios ahí. Atenco nos puso frente al espejo; eso está pasando allá pero también en mi comunidad.

Eutimio Díaz Bautista, wixárika, Huaut+a, Jalisco. Todas las comunidades vemos muy claro que después del iii cni nos han atacado mucho. Todos nosotros hemos estado enfrentando al gobierno y muchos compañeros fueron detenidos y amenazados. El gobierno ya ha implementado muchas leyes que son neoliberales y muchos programas para engañarnos. Ahí está el Procede, con el que se pierde lo comunal. Cuando llega ese programa mucha gente migra.

Apolonia Placido, Buena Vista, San Luis Acatlán, Guerrero. En diciembre de 2005, nos querían obligar a entrar al Procede. Al final el comisariado se vendió y dejó que entrara el programa. Hubo muertos por la medición del Procede. No dejamos que funcionara y levantamos un acta.

Tenemos recursos naturales y mucha agua, por eso el gobierno quiere entrar, pero no dejaremos que entre. Decidimos lo que el pueblo quiere.

Bernardo Ramírez, Oaxaca, Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB). A toda costa el PRI, que tiene el control, quiere meter los partidos en la casa de los compañeros. Más que nunca tenemos que fortalecer nuestra autonomía, ya no pedir que se reconozcan nuestros derechos. Nos traicionaron los diputados en quienes depositamos nuestra confianza. Hoy hay que fortalecer los elementos que tenemos en nuestras comunidades. Esa es nuestra fuerza. Nosotros como FIOB, nos solidarizamos con los migrantes.

María Cruz de la Paz Reyes, mazahua, Estado de México. La lucha es por el agua, la tierra y la libertad. Ni una gota más que se roben. El agua no es una mercancía, no tiene precio. En abril de 2005, empezamos el movimiento mazahua. Nos sentamos con el gobierno pero vemos que ningún nivel de gobierno tiene capacidad de resolver nuestra necesidad. El camino que nos queda es seguir presionando y ejercer nuestro derecho a gobernarnos, no vamos a permitir que se lleven el gobierno propio.

José Valtierra, Xochistlahuaca-Suljaá, Guerrero. Hemos tratado de impulsar un gobierno propio, tradicional. Ya va para cuatro años. Hay muchos problemas. Sabemos que el gobierno tiene diferentes maneras de acabar con el trabajo de la gente. Hace más de un año pusimos a andar una radio comunitaria, donde colabora la gente del pueblo en nuestra propia lengua y hablamos de lo que somos, de lo que tenemos como pueblo.

Aldo González. A nosotros no ha tocado impulsar la defensa del maíz. En 2001 se descubrió la contaminación del maíz en la Sierra Juárez y desde entonces hemos estado luchando en distintos niveles contra la contaminación junto con ong, indígenas y campesinos. Construimos el Petate en defensa del maíz para que se ponga en evidencia que el gobierno no quiere parar el proceso de contaminación del maíz. Los pueblos sí estamos dispuestos a defenderlo porque es parte de nuestra identidad. No vamos a dejar que lo desfiguren y que lo conviertan en algo que las comunidades no lo puedan reconocer.

Russell Peba Ocampo, maya, Yucatán. Cuando escuchamos que los diputados nos iban a hacer una ley nosotros dijimos que por qué ellos tenían que hacernos nuestra ley. Y nos organizamos en un movimiento al que le llamamos Puj, que es cuando nos organizamos para ir a cazar venado. Pudimos detener este primer intento de querer hacernos una ley, y que si la iban a hacer no era en nuestro nombre. Hicieron esa iniciativa de ley tomando en cuenta una consulta donde preguntaban si queríamos una casa, trabajo, salud, educación. Nosotros les dijimos que eso era de por sí un derecho, que no había por qué consultarse si lo queríamos o no. De raíz, la consulta era una burla para nosotros. Y les dijimos: en tanto los Acuerdos de Andrés no sean ley constitucional, ninguna ley puede ser válida.

Cirino Plácido. En diez años nosotros hemos aprendido, hemos avanzado y vamos a seguir soñando una nueva lucha: apenas hemos dado dos pasos: uno, la seguridad comunitaria en sesenta pueblos tlapanecos, mixtecos, mestizos y dos, creamos una institución que imparte justicia: la crac. Pero nos faltan muchas cosas: falta la atención a la salud, con la medicina tradicional. También hay que ver la producción y el mercado interno: de nada sirve que seamos muy chingones en la justicia si hay hambre, porque si hay hambre habrá dependencia y subordinación. Hay que meter una radio comunitaria para inculcar nueva cultura de respeto entre la gente, las familias, entre los pueblos, porque si no estamos juntos nos rompen el 10 de mayo. Una radio para propiciar la participación de la gente en la que se diga lo que el pueblo quiere. Así se van ir enterrando nuestras raíces poco a poco.

Edmundo Barrios, Organización Indígena Totonaca, Puebla. Hoy luchamos por que los jueces indígenas nombrados por el consejo de ancianos de la comunidad y los representantes comunitarios tengan amplias facultades Es ir conquistando una autonomía paulatinamente. Ir dando una práctica en eso, no esperarnos hasta que exista un estado que lo garantice.

Juan Cossío, wixárika, Tuapurie, Jalisco. La mecánica del gobierno fue dividirnos, sin tomar en cuenta que los pueblos estamos constituidos desde antes que ellos llegaran. Tenemos luchas en defensa de nuestras tierras. El gobierno ha venido a llevar programas con la intención de dividir a nuestras comunidades, porque está controlado por empresas de mucho poder. Los legisladores son manipulados por intereses de personas que sólo quieren obtener ganancias, hacer negocios con lo poco que queda de los recursos naturales de las comunidades. El Procede tiene la firme intención de convertir las tierras en mercancía. Oportunidades pervierte la forma en que se ve el sexo, quiere imponer una ideología, que seamos o actuemos como los demás. Al salir la Sexta la identificamos como nuestra, nos adherimos como pueblo huichol. El 2 de enero estuvo Fox en la Huichola en una comunidad donde ya entró Procede, y el gobierno aprovechó para hacer su campaña para opacar nuestra lucha y mentir diciendo que los huicholes están con Fox.

Francisco López Bárcenas. Hoy las luchas indígenas son de resistencia pero también de emancipación: de resistencia para no dejar de ser indios, pero de emancipación para dejar de estar sometidos. Se dan luchas de resistencia porque en México todavía existe una relación colonial entre el Estado mexicano y los pueblos indios, de despojo y de imposición de autoridades. Obviamente no se puede hablar de igualdad ciudadana, de derechos individuales, en relación con el resto de la sociedad. Y se dan luchas de emancipación por una relación distinta, por nuevas reglas. Por ejemplo, los focos rojos agrarios, que el gobierno ha declarado que desactivó, van a resurgir más delante de manera más violenta. No hay una política agraria seria que tome en cuenta a los pueblos. La Secretaría de la Reforma Agraría llega con sus lineamientos y dice: "pónganse de acuerdo, aquí traigo dinero y se lo doy a quien ceda". Esa política ya no convence a los pueblos.

José Juárez, comunero de Atlapulco, Estado de México. Siempre hemos tenido problemas con los pueblos que nos rodean, hemos defendido la tierra comunal. Quisieron vender la tierra comunal pero el comisariado hizo la denuncia y se logró frenar la venta. Nuestra comunidad ha defendido los bosques y gracias a eso tenemos agua. El municipio de Lerma nos ha invadido el agua, también Huixquilucan y el Distrito Federal. Toda la comunidad está unida para hacer la defensa.

CNI ¿hacia dónde?

Francisco López Bárcenas. Debo decir que los compañeros de la Mixteca asistimos al iv cni escépticos porque esta organización arrastraba años de una crisis interna en la que no había posibilidad de coordinar acciones, de dar respuestas inmediatas a problemas urgentes, en la que las luchas se atomizaron mucho. Lo que vimos ahora en Atlapulco nos sorprendió mucho, en primer lugar por la asistencia, fue mas gente de las que esperaba. Llegamos esperando ver una doscientas personas y resultó que había casi el millar de participantes. Pero no cualquier participante. Era gente que estaba trabajando seriamente en los procesos regionales o locales. Fue una reunión muy representativa. No había rollo. Esto es muy sintomático. Los representantes no se limitaban a las denuncias contra el gobierno, había experiencias y propuestas qué compartir. Noté dos cosas: reiteradamente escuché la necesidad de una articulación nacional, y segundo la necesidad de una agenda nacional y de un mecanismo para dar respuestas inmediatas a la ola represiva del Estado. Lo que encontramos en el IV CNI nos dio ánimo. Lo que tenemos que trabajar es cómo articular acciones a escala nacional y sobre qué líneas.

Javier Palacios Martínez, cuicateco, Oaxaca. Por el aislamiento geográfico, la gran mayoría de nuestras comunidades nos olvidamos que hay cientos de miles de comunidades con los mismos problemas. Un intercambio más permanente serviría para encontrar caminos comunes que trasciendan el etnocidio sistemático, perfectamente estructurado, del Estado. Si efectivamente asumimos que nuestro tiempo ya llegó, hay que perfeccionar nuestros mecanismos de lucha.

Con nuestros propios medios, sobre todo los talleres, tratamos de sistematizar nuestros conocimientos y enfrentar al enemigo.

Reflexionamos con espíritu autocrítico, y vemos que los problemas se repiten en muchos espacios del país: los comisariados corruptos, con sus esquemas de poder, tienen la misma trayectoria y son parte de la estructura de gobierno de todos los estados, son políticos profesionales que olvidaron la tradición de nuestras comunidades.

Reconocemos públicamente que hay una guerra de baja intensidad: es la aplicación de leyes puestas a nuestros intereses, el diseño de grandes megaproyectos, los proyectos neocoloniales fincados en una educación que privilegia lo contrario a la identidad de nuestras comunidades.

Juan Chávez. La vida del CNI parte de cada una de estas luchas de resistencia aunque sean pequeñas, de cada familia, cada comunidad, cada organización. Estos espacios nos dan la oportunidad de intercambiar las experiencias acumuladas y también de fortalecer nuestras luchas, fortalecer los objetivos de reconstrucción y un nuevo proyecto de nación y Constitución. De lo que saquemos aquí tendremos que regresar a las comunidades a nuestros pueblos para informar. Ahora no serán solo los pueblos indígenas sino los otras sectores de la sociedad

Silverio Arroyo, San Pedro Atocpan, Milpa Alta, DF. El CNI es un espacio de reflexión, el sentido del CNIno es dar apoyos o avales, es escucharse. Aquí no se dan recetas. Lo positivo es que nos empecemos a conocer muchos que estábamos dispersos. En esta nueva etapa del cni, es el momento de plantearse qué vamos a hacer. Quien vino tiene obligación de hacer después una asamblea e informar que salió esta reunión. Hay que respetar a las comunidades y darles información.

Aldo González. Demos una mayor periodicidad a las reuniones. Reunirnos una vez al año o una vez cada dos años para que podamos estar más cerca. Se señaló la necesidad de una mayor comunicación de lo que sucede para incrementar la solidaridad entre nosotros.

Amador Cortez. El CNI sigue siendo la casa de los pueblos indios donde podemos reunirnos a discutir, acordar y consensar acciones comunes. Es necesario sentarnos una segunda asamblea para que se discutan muchas cosas. Necesitamos mínimo dos días para discutir. No esperemos más muertos por la represión del Estado para reunirnos. Es un error no habernos convocado antes y preparar hace ya dos o tres años el camino.

Selección y edición de los testimonios: Eugenio Bermejillo

Related Links

blog comments powered by Disqus sdfsd